Alemania cree que bajada de contagios es por la contención y la mantendrá

0
59
AFP

El Gobierno y los expertos alemanes atribuyen el descenso de contagios con covid-19 a las limitaciones de contactos y endurecimiento de las restricciones de las pasadas navidades y advirtieron de que un alivio prematuro puede llevar al “descontrol” del virus.

“Las cifras de los últimos días son alentadoras (…) Pero el virus nos ha enseñado ya lo que puede ocurrir cuando escapa a nuestro control”, indicó en una comparecencia ante los medios el ministro de Sanidad, Jens Spahn. 
La mayoría de los ciudadanos “se ciñó a la indicación de limitar los contactos en Navidad, a lo que se sumó un endurecimiento de las restricciones desde mediados de diciembre”, afirmó el presidente del Instituto Robert Koch (RKI) de virología, Lothar Wieland, preguntado sobre por qué parecen surtir efecto, de pronto, esas medidas. 
“No hay que caer en la ingenuidad de creer que el virus afloja en verano o que cuando haya una parte de la población vacunada se puede relajar la situación”, advirtió Christian Drosten, virólogo jefe del clínica La Charité de Berlín y experto de referencia en el país. 
Drosten, quien en una entrevista a “Der Spiegel” había alertado de la posibilidad de que se produzcan hasta 100.000 contagios diarios –el máximo, en Alemania, fueron 33.700 en un día–, matizó ante los medios que eso es un “escenario” a barajar si se relajan “demasiado pronto” las medidas preventivas. 
Recordó, al respecto, que en países más cálidos, como España, ya se dispararon las cifras, lo mismo que ocurrió en Gran Bretaña o Irlanda e insistió de nuevo, en el peligro que entrañan las nuevas variantes –sean del Reino Unido, Sudáfrica o Brasil–, que pueden ser entre un 50 o un 70 % más contagiosas.     La canciller Angela Merkel y los líderes regionales acordaron el pasado martes prolongar hasta el 14 de febrero las restricciones a la vida pública vigentes y la suspensión de las clases presenciales. La líder alemana justifica esta decisión en el temor a las nuevas mutaciones, que, de propagarse, dispararían las cifras de contagios. 
Desde principios de noviembre está cerrado todo el ocio, la gastronomía y la vida cultural. A este parón se juntó el de la vida comercial y los servicios no esenciales a principios de diciembre.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here