¡AUTOGOL!

0
509

Alejandro Toledo planeaba escapar vía Doha aprovechando Mundial de Fútbol

Fallo de Noveno Circuito Judicial de EE.UU. le quemó la película.

Hasta el 26 de octubre último, fecha en que el Noveno Circuito Judicial de EE.UU. rechazó el habeas corpus que buscaba neutralizar su extradición, el ex presidente Alejandro Celestino Toledo Manrique (76) había asegurado a sus amigos más cercanos que asistiría al mundial de fútbol Catar 2022.

Toledo había dicho a Martin Carnoy y a Larry Diamond- dos de los amigos norteamericanos que pagaron la fianza de US$ 500 mil para que pudiera salir de la prisión federal Maguire- que estaba gestionando su pasaporte diplomático en el Consulado General del Perú en San Francisco.

Y era cierto, pues el 17 de junio del 2022 la ex pareja presidencial se había acercado a la sede diplomática, ubicada en el N° 870 Market Street, Suite 1075, para pagar la tasa de 70 soles consulares que correspondía a cada uno, con la intención inocultable de salir de los Estados Unidos.

El pasaporte diplomático N° D002717, expedido a nombre de Alejandro Celestino Toledo Manrique, había vencido el 25 de junio del 2019, luego de cinco años de vigencia, y el pasaporte N° D002733, emitido a nombre de Eliane Chantal Karp Fernenbug, había expirado el 01 de julio del 2019.

Los amigos de Toledo no le hicieron mucho caso, pues en octubre del 2019, tres meses después de haber sido capturado, Celestino Toledo fue sometido a una pericia psiquiátrica en la penitenciaria Santa Rita (California) que estableció un deterioro síquico a consecuencia del encierro.

El médico-psiquiatra norteamericano Dave Schwatz reportó entonces a las autoridades carcelarias: ‘He visto un quiebre en el interés del señor Toledo en mantener su aseo e higiene. He visto una marcada desmoralización con un significante incremento de ansiedad y depresión’.

Una vez excarcelado, su situación se vio agravada con la caída que sufrió en el 2021 en su residencia de Menlo Park, como explicó el abogado Geoffrey Hansen al juez Thomas S. Hixson: ‘En julio se fracturó el hombro derecho tras una caída, tuvo que ser operado y necesita terapia física’, reveló.

Por eso, cuando Toledo contó a sus amigos su intención de asistir a la vigésima segunda edición de la Copa Mundial de fútbol, no le prestaron mucha atención, sobre todo porque hablaba de sus días en las canchas de la universidad de San Francisco, donde había compartido camerino con compañeros de ascendencia hispana como John Camacho y Jorge Fernández.

Cuentan que Celestino pasaba algún tiempo observando una fotografía en blanco y negro en la que aparecía junto al equipo completo vestido de corto, con viejos compañeros como George Gómez, Rudi Bekkers, Alex Montes, Mike Baldonato, Mike Ivanow y Constantin Robustoff, entre otros.

Todo induce a pensar que el engrilletado Alejandro Toledo había puesto todos los huevos en la canasta del Noveno Circuito Judicial de EE.UU., pues el hecho de que acogiera su habeas corpus suponía- según su lógica- que quedaba libre de polvo y paja, incluso sin grillete electrónico en el tobillo derecho.

El puntillazo final lo recibió Toledo Manrique en la primera semana de noviembre- unos días después del fallo del Noveno Circuito Judicial de EE.UU.- cuando el juez Thomas S. Hixson incautó su nuevo pasaporte diplomático junto con el de su esposa, la ciudadana peruano-belga Eliane Karp.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here