Caradura

0
30

Ahora resulta que el inhabilitado Martín Vizcarra es un dechado de virtudes… o al menos eso es lo que él cree, a juzgar por sus últimas apariciones en las que ha acusado al presidente Pedro Castillo de aprovechar su cargo para beneficios personales. Tan pronto exhibió sus pretendidos escrúpulos morales en las redes, muchos le saltaron al cuello para recordarle, por ejemplo, las vacunaciones ilegales de su esposa y su hermano mayor, así como los sueldos pagados al dizque cantante Richard Swing.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here