Científicos arequipeños crean biodetergente para garantizar calidad de la fibra de alpaca

0
175

Proyecto financiado por la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA)

Un innovador proyecto que crea un biodetergente a partir del fruto de un árbol silvestre para conservar la calidad de la fibra de alpaca, está siendo desarrollado con éxito por investigadores de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa. ANDINA/Difusión

Un innovador proyecto que crea un biodetergente a partir del fruto de un árbol silvestre para conservar la calidad de la fibra de alpaca, está siendo desarrollado con éxito por investigadores de la Facultad de Ciencias Naturales de la Universidad Nacional de San Agustín (UNSA) de Arequipa.
El proyecto denominado “Caracterización por Resonancia Paramagnética Electrónica (EPR) y efecto de la saponina del fruto de Sapindus saponaria en el tratamiento de la fibra de alpaca”, busca garantizar la buena calidad de la fibra producida por las comunidades dedicadas a la crianza de este emblemático camélido altoandino en Arequipa y otras regiones del Perú.  

El doctor William Heredia Peña, investigador principal del proyecto, explicó que el proyecto se gestó en 2019 a solicitud de criadores y productores de alpaca arequipeños que querían rescatar unos procedimientos ancestrales en el tratamiento de la fibra de ese camélido altoandino, con el propósito de mejorar su calidad con fines de exportación.  

Para ello deseaban reemplazar los habituales detergentes comerciales cuya composición química resulta agresiva, provocando la pérdida de suavidad y del color de la fibra de alpaca y, en consecuencia, de su calidad. Además, el uso frecuente de este tipo de detergente químico daña el ambiente.
Refirió que este proyecto, financiado por la UNSA con un presupuesto de 220,600 soles, empezó el 1 de abril de este año y finalizará el 31 de marzo de 2023.

Jabón orgánico

Para obtener un biodetergente que beneficie a la fibra de alpaca, los investigadores apelaron a la cáscara del fruto del árbol Sapindus saponaria, conocida como “árbol jaboncillo”, “Boliche” o “Chumbimbo”, que cuenta como principio activo la saponina o jabón natural que es utilizado por las comunidades desde tiempos ancestrales para lavar ropa.

“El uso del biodetergente a base de saponina en el lavado de la fibra de alpaca es una alternativa que asegura resistencia y elasticidad en el producto final”, aseveró Heredia Peña.
Otro de los atributos del árbol jaboncillo es su capacidad biocida o repelente natural, por lo que evita que dicha planta sea atacada por plagas de insectos. 

Con el uso de este biodetergente se espera evitar la contaminación ambiental por el uso de detergentes químicos que impactan negativamente sobre el agua y la tierra.

Técnica de investigación

Heredia Peña sostuvo que la capacidad de limpieza y conservación de la fibra de alpaca mediante el uso de las saponinas obtenidas del árbol jaboncillo se comprueba a través de la Resonancia Paramagnética Electrónica, una técnica espectroscópica que permite detectar a los radicales libres de las moléculas orgánicas como las que conforman la fibra de alpaca.

“Esta técnica tiene menos aplicación que la resonancia magnética nuclear y fue observada por primera vez en 1944 por el físico ruso Yevgeny Savoisky en la Universidad Federal de Kazán, y fue desarrollada al mismo tiempo, aunque de forma independiente, por Brebis Bleaney en la universidad de Oxford”, comentó.

Indicó que los principios físicos de esta técnica son análogos a los de la Resonancia Magnética Nuclear, pero en el caso de la Resonancia Paramagnética Electrónica se excitan espines electrónicos en lugar de nucleares. “La energía de interacción con el campo magnético de los electrones es mucho mayor que la de los núcleos, de forma que se usan campos magnéticos externos más débiles y frecuencias electromagnéticas más altas”, dijo.

Equipo de investigación

El proyecto, liderado por el doctor William Heredia Peña, es desarrollado por un equipo multidisciplinario conformado por los investigadores Miriam Málaga Cornejo, Antonio Durán Gámez y Tais Larissa Da Silva (Brasil). Asimismo, participan los investigadores junior y tesistas Rossy Huamanchoque Aparicio y Ángela Cuba Valencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here