CISMA EN FUERZA POPULAR

0
43

Foto editorial La PrimeraCada vez se acentúa más la pugna interna, por el poder, dentro del partido Fuerza Popular entre los hermanos Keiko y Kenji Fujimori. La dicotomía se acentúa cada vez más y al parecer de manera incontrolable. Y esto se puso de palpable manifiesto con el emplazamiento de Kenji Fujimori a su bancada, Fuerza Popular, ante la negativa, de esta, a aprobar la ley con nombre propio para lograr un arresto domiciliario para su padre Alberto Fujimori.

El martes, Kenji Fujimori anunció que luchará hasta el final para conseguir la libertad de su progenitor. “Creo que ha llegado el momento y lo digo a título personal de que Fuerza Popular asuma de manera más activa la lucha para lograr la libertad a Alberto Fujimori. Yo amo a mi padre y no me voy a quedar de brazos cruzados, voy a luchar hasta lograr su libertad”, expresó como clara advertencia que pasará encima de cualquiera que se oponga a sus esfuerzos por sacar de la cárcel a su progenitor.

Keiko responde

Por su parte Keiko Fujimori, lideresa de Fuerza Popular, sin tomar en cuenta en lo más mínimo las rabietas de su hermano anunció que la próxima semana presentará un recurso judicial al que ha denominado “hábeas corpus de la libertad” en pos de lograr la excarcelación de su padre.

A través de un vídeo publicado en sus cuentas oficiales en redes sociales, precisó que vienen construyendo “el camino legal” para la justicia y para demostrar que el juicio en contra de Alberto Fujimori “fue político, con una sentencia prefabricada en el extranjero”.

“Quiero informarles que he decidido presentar un recurso judicial al que he denominado el ‘hábeas corpus de la libertad’ que yo mismo firmaré y que abre un nuevo camino para la libertad de mi padre. La próxima semana estaré presentando este documento”, dijo tratando de restarle importancia a las gestiones y presiones del menor de los Fujimori.

De otro lado, Keiko Fujimori insistió en que Fuerza Popular tiene una agenda política de país, “no personalista, ni familiar” y que es la presidenta de una agrupación con 72 congresistas “que no usará el poder político para favorecer a alguien”. En clara desautorización a Kenji o a cualquiera que ose pronunciarse en contra de sus designios.

Kenji no sabe no opina

Kenji Fujimori después de enterarse del pronunciamiento de su hermana, evitó referirse en lo más mínimo sobre el hábeas corpus de su hermana que busca desesperadamente unificar una posición frente a la situación legal del ex presidente.

La insistente posición de Kenji Fujimori sobre la situación carcelaria de su padre Alberto Fujimori revela una división y una creciente “pugna interna” en Fuerza Popular.

Ante está situación se pronunció claramente el congresista del APRA Mauricio Mulder quien dijo: “Lo que ha buscado, pienso, Kenji Fujimori es arrinconar a su hermana (Keiko Fujimori) y presentarla como una persona inhumana que no quiere la libertad de su padre”. O al menos ese es el mensaje que se está fijando en la mente de sus correligionarios.

Está claro que Kenji Fujimori no comulga con la manera en que su hermana mayor viene conduciendo la línea política del partido naranja. Sobre todo por no haber avalado el habeas corpus anunciado vía redes sociales y peor aún al abstenerse a declarar al respecto. Ello expresa que el dialogo entre ambos se habría quebrado ocasionando los “encontronazos” en sus pronunciamientos.

Keiko Fujimori representa el ala dura del Fujimorismo que busca separar los subjetivo y familiar de la política partidaria, mientas que Kenji se está convirtiendo en una especie de alfil rebelde y díscolo que no encuentra aún su norte político lo que lo hace desvariar entre el show mediático y la lucha por la libertad de su padre a toda costa.

Todo esto está provocando los primeros resquebrajamientos dentro de Fuerza Popular, lo cual va a ir debilitando desde la cima del poder al bloque naranja y peor aún puede propiciar la aparición de nuevos líderes menores que aprovecharan la coyuntura divisionista para llevar agua para su molino con reclamos y posturas que acentuarán aún más el cisma.

Lo peor de todo, para ellos y el partido naranja, es que su anciano y enfermo padre no se encuentra en condiciones de darles un buen tirón de orejas y encarrilarlos por el sendero político que más le conviene a la agrupación. Eso es todo por hoy. A celebrar y festejar como se debe a la madre de la casa. Y para ellas un saludo de Primera. Hasta mañana mis amigos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here