CORAZÓN PARTIDO

0
496

Maribel Díaz Cabello arma petacas ante evidencias de Hotel Monasterio

Moqueguana hace frente común con sus hijos. 

La confirmación hecha por el Hotel Monasterio del Cusco en el sentido de que su esposo, el ex presidente Martín Alberto Vizcarra Cornejo (59) se alojó con Zully Arlene Pinchi Ramírez (44) entre el 25 el 27 de febrero último fue la gota que derramó el vaso para la moqueguana Maribel Carmen Díaz Cabello (52).

Según una fuente cercana a la familia, la ex primera dama habría decidido terminar la relación con el vacado jefe de Estado con el apoyo de sus hijos Martino, Diana, Diamela y Daniela Vizcarra Díaz, por lo que abandonó temporalmente el departamento que ocupaban en la cuadra 12 de la avenida 2 de mayo en San Isidro.

Este escándalo de faldas se ha sumado al de la vacunación irregular con dosis del laboratorio chino Sinopharm en el que se vio envuelta de relancina Maribel Carmen Díaz Cabello, en febrero del 2021, junto a un centenar de funcionarios públicos y sus familiares, en el denominado ‘Vacunagate’.

El 18 de mayo último, una vez que le estalló en las manos los chats subidos de tono en el Hotel Monasterio, Vizcarra asomó a la prensa para decir: 

‘Para mí, lo más importante es mi familia. Familia que formé con Maribel (Díaz), mi esposa, hace 30 años. La mujer a quien amo y con la que quiero vivir hasta el último de mis días. (…) Vamos a estar juntos hasta que tengamos vida’.

Pero eso fue antes de que Laurent Carrasset Gross, gerente general de Perú Belmondt Hotels S.A., la compañía que maneja el Hotel Monasterio del Cusco, confirmara formalmenteante la Fiscalía que Martín Vizcarra y Zully Pinchi pasaron juntos las noches del 25 al 27 de febrero último.

Y esto parece una bola de nieve para Maribel Díaz Cabello, pues en noviembre del 2020 su marido fue vacado, con lo que concluyó un mandato presidencial que se había iniciado el 23 de marzo del 2018, tras la caída de Pedro Pablo Kuczynski Godard. 

En mayo pasado, Mercedes Rosalba Aráoz Fernández (60) hizo un llamado a Vizcarra Cornejo para que rinda cuentas a su familia, en especial a su esposa, quien ha preferido el ostracismo luego del escándalo de su vacunación clandestina y la sacada de pies del plato hecha por su marido. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here