DEBATE FINAL Y EL PAPELÓN DE LAS ENCUESTADORAS

0
216

Este domingo a los pies del Misti, en la ciudad de Arequipa, se verán las caras los candidatos a la segunda vuelta electoral. Pedro Castillo de Perú Libre y Keiko Fujimori por Fuerza Popular, estarán frente a frente en una suerte de duelo final, que ayudará a definir, sin duda alguna, quién será el próximo presidente del Perú.

Tras una semana intensa de recorridos proselitistas al interior del país, el profesor Castillo ha sabido dirigir su mensaje a las grandes masas, con un lenguaje sencillo y directo, ha demostrado que está a la altura de las expectativas de la población, sobre todo en temas importantes para el país, como la vacunación, la creación de empleo y el apoyo a la pequeña y mediana empresa, asuntos que requerían una posición clara de parte de la opción que representa. Y coinciden conmigo las opiniones de diversos especialistas en marketing político, que se han manifestado en ese sentido a lo largo de esta última semana.

Keiko Fujimori, por su parte, si bien ha demostrado atrevimiento al visitar zonas en las que no tiene la preferencia electoral, tropezó en su visita al Cusco, donde fue mal recibida desde un inicio. Pobladores manifestaron su rechazo tirándoles frutas y huevos podridos a lo largo de todo su recorrido, sin que la policía pudiera frenar estas manifestaciones, actos que expresan el sentir popular, pero que rechazamos.

Es predecible que los candidatos irán al debate dispuestos a disparar su artillería pesada y a jugarselas el todo por el todo, puesto que solo falta una semana para el día de las elecciones y cada cual buscará convencer a los indecisos que aún quedan en nuestro universo de votantes.

Un hecho que no ha debido pasar desapercibido es el craso error u omisión que cometieron las encuestadoras en la primera vuelta electoral, pues en ninguno de sus resultados apareció Pedro Castillo como ganador en la primera ronda. Es imperdonable que las empresas encuestadoras y los responsables de ellas, no hayan salido a dar una explicación convincente, que dé luces sobre lo que realmente sucedió. Cómo puede ser posible que en unas elecciones generales el candidato ganador de la primera vuelta, no haya aparecido en ningún sondeo de opinión y el día de las elecciones gane mayoritariamente. Es que no quisieron ver la realidad o admitir que había surgido una nueva opción legítima del pueblo. Qué sucedió con esos resultados. Exigimos una respuesta y una explicación ante tan sospechosos e irresponsables resultados, que reflejan falacias técnicas y profesionales en el desarrollo de la labor encuestadora en nuestro país. Creo que es necesario que se legisle y se obligue a que estas empresas tengan una calificación internacional, que garantice sus métodos y evite tan bochornosos resultados que hacen perder la credibilidad en su trabajo. Incluso en estos momentos la mayoría de ellas acusa un empate técnico entre el candidato de Perú Libre y Fuerza Popular, y digo yo, con qué garantía se les puede creer después del fiasco de la primera vuelta.

En mi opinión no hay sondeo que valga, sino el que se dé en las mismas urnas el próximo 6 de junio. Allí hablará la voluntad popular sincera, directa y sin intermediarios, ni manipulaciones. Los peruanos merecemos respeto y más aún por este tipo de empresas que de alguna manera influyen en la intención de voto, por lo que reitero que el próximo Congreso debe investigar a las empresas encuestadoras, sobre el porqué Pedro Castillo no apareció en el primer lugar en ninguno de los sondeos para las justas del 11 de abril.

Estaremos expectantes y críticos ante cualquier atisbo de irregularidad en el proceso electoral, pues esa es la función que nos toca como medio de comunicación independiente. Hasta la próxima semana mis amigos de Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here