Día de la Mujer: conoce a las comerciantes del Gran Mercado Mayorista de Lima

0
54
Foto: ANDINA/MML

Luchadoras, emprendedoras, esmeradas y trabajadoras: así son las más de 450 comerciantes del Gran Mercado Mayorista de Lima, en Santa Anita. Durante el frío o el calor, de noche o de madrugada, ellas continúan abasteciendo a los cientos de visitantes que realizan sus compras a diario.
A la fecha, el 41% de los 1,100 comerciantes que laboran en este centro de abastos son mujeres. Algunas llegaron por necesidad, empezaron como ambulantes y ahora son grandes mayoristas; otras siguieron con el negocio familiar, que conocen desde muy pequeñas.

En el Día Internacional de la Mujer conoce a cinco comerciantes que no han dejado de trabajar durante la pandemia.


Esmerada Sonia Alania tiene 47 años, ama a su familia y también su trabajo, por ello se esmera cada día por brindar productos de calidad. Esta comerciante del giro de papa labora durante toda la madrugada, pues abastece a un grupo importante de restaurantes de Lima. Puedes encontrarla en el pabellón D. Su buen trato y humor te convertirán en un fiel cliente.


Trabajadora Janet Amaro es alegre y trabajadora. Ella siembra, cultiva y comercializa plátanos, y es la proveedora de una importante cadena de supermercados. A pesar de trabajar 14 horas diarias, esta madre soltera no se rinde, pues sus hijos son su motor para lograr sus objetivos. Uno de ellos es convertirse en exportadora y estamos seguros de que lo logrará.

Luchadora Maximiliana Espíritu, conocida como Maxi, la reina del tomate y pimiento, trabaja en el rubro mayorista desde los 20 años. Ella es un ejemplo para todas las mujeres luchadoras, pues ha sacado adelante a sus cuatro hijos, quienes fueron su impulso y ahora son su soporte: hoy en día ellos administran el negocio.

Emprendedora Maribel Alderete es una mujer emprendedora que siempre sueña en grande. Actualmente es comerciante mayorista de frutas y, gracias a su arduo trabajo, ha logrado llevar sus productos a China. Actualmente tiene más de tres negocios, entre restaurantes y pollerías. Si bien las cosas no siempre salieron como esperaba, ella nunca se ha dado por vencida. Su mayor fortaleza es su fe y amor a Dios.

Empoderada Anais Verá, la más joven de este grupo, tiene solo 21 años y, pese a su corta edad, abastece de madrugada a restaurantes y picanterías, entre otros comercios gastronómicos. Ella no solo disfruta su trabajo, sino que busca que todo el mundo lo conozca, por ello está estudiando Ciencias de la Comunicación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here