Espirómetro digital de bajo costo es presentado en la feria Perú con Ciencia

0
303

“Phukuy” permite monitorear la capacidad pulmonar de los pacientes con secuelas del covid-19.

El espirómetro de bajo costo desarrollado por la UPC se ofrece como una alternativa a los equipos usados actualmente, que son costosos y poco prácticos.
El espirómetro de bajo costo desarrollado por la UPC se ofrece como una alternativa a los equipos usados actualmente, que son costosos y poco prácticos.

Un espirómetro digital de bajo costo, desarrollado por un equipo de investigación de la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas (UPC), fue presentado en la feria Perú con Ciencia, organizada por el Consejo Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Concytec), que va hasta el 12 de noviembre.

Este dispositivo es cotidianamente usado en la medicina, especialmente en el área de la neumología para medir la capacidad pulmonar de una persona. En casos de pacientes post covid-19, este equipo sirve para monitorear la condición de la persona si sufre de secuelas.
Sin embargo, el Dr. Carlos Raymundo Ibáñez, líder del equipo de investigación, asegura que este espirómetro también es empleado para monitorear la capacidad pulmonar de pacientes con otros diagnósticos como asma, el cual es bastante común, sobre todo en niños.
Actualmente, los espirómetros usados por neumólogos para realizar pruebas de espirometría son de alta gama y, por lo tanto, bastante costosos debido a que poseen otras funcionalidades. Uno de los inconvenientes de estos equipos es que, justamente por su precio, no abundan, por lo que se deben reutilizar. Para ello se cambia y desinfecta la boquilla (que es por donde el paciente exhala el aire) a fin de evitar el contagio de enfermedades.
Así, una mala desinfección puede conllevar a que el paciente padezca reacciones adversas e infecciones transmitidas. La constante limpieza de este artículo es, entonces, poco práctica, por lo que el equipo de investigación intentó descifrar cómo hacer para que este dispositivo sea más barato, de fácil uso y masificable.
Es así como nació la idea de “Phukuy” (del quechua “soplar”), cuyo bajo costo se justifica por la reducción que tiene con respecto a ciertas funcionalidades que, a veces, no son usadas ni por los mismos neumólogos. “El producto comercial está pensado para ser usado por un especialista, por eso tiene varias funcionalidades. Pero no todas son usadas por los médicos. Así que hemos dosificado las funcionalidades específicas que necesitaríamos para adecuarlo a tener lo mínimo, ajustable y necesario”, sostiene el Dr. Raymundo.
Además, el experto indica que -con respecto a los espirómetros convencionales- se ha podido mejorar el diseño, potenciar con nuevas funcionalidades y mejorar el proceso de fabricación. Sin embargo, lo más importante es que todos los datos recopilados por el dispositivo son digitalizados.
En marco de la pandemia del covid-19, es necesario monitorear las posibles secuelas que padecen los pacientes que superaron la enfermedad, sobre todo con respecto a su capacidad pulmonar.  Sin embargo, como son pocos los equipos disponibles y deben, en muchos casos, ser reutilizados, su uso es poco frecuente. 
Por el contrario, con esta nueva herramienta se busca apoyar al paciente y al médico tratante en el proceso de post recuperación, señala el Dr. Raymundo. “Lo primero que se pensó fue que, bajo el modelo clásico de uso, no se estarían generando cambios, así que se pensó en bajar su costo para que el usuario pueda obtenerlo o que el hospital compre muchos más”.
Luego, los resultados se monitorean digitalmente a través de una plataforma móvil y web. En la primera se registran los datos del paciente y en la segunda se almacenan para que el médico tratante pueda conocer cuál es la condición de la persona sometida a la prueba. “La persona recepciona el dispositivo en un hospital, y desde su casa puede entrenarse y hacerse las pruebas. La información se registra automáticamente en el aplicativo móvil y se redirecciona a la plataforma web que supervisa el médico neumólogo”, explica el investigador.
Asimismo, “Phukuy” cuenta con otras funcionalidades como oximetría, control de temperatura y humedad. “Una cosa es hacer la prueba al nivel del mar y otra es en la sierra. Entonces tener un control de este tipo permite situarse y regular las tomas, de forma que son más precisas”.
El dispositivo médico es  digital, portable y cuenta con baterías recargables que duran hasta doce horas. Lo más importante es que es de uso personal. “Esto es como tu cepillo dental. Cada persona tiene uno. Así como cada uno se levanta en la mañana y se cepilla los dientes, también se puede acostumbrar a que, así estés mal o no, sepas cómo andas con respecto a tu capacidad pulmonar”, puntualiza.


Diferencias con bases de datos extranjeras


Uno de los problemas que detectó el equipo de investigación con respecto a los espirómetros profesionales en Perú es que estos, al ser fabricados en el extranjero, venían por defecto con las bases de datos o estándares de otros países. Por ejemplo, si un paciente lo usaba, el dispositivo contrastaba sus resultados con los valores predeterminados del exterior.
“Las bases de datos que vienen por defecto en estos dispositivos son tomadas de Asia o Europa. La más cercana que se usa es la mexicana, pero no todos los espirómetros la tienen. El fin es tratar de actualizar una base de datos más local con patrones de peruanos, haciendo más certeros los controles. Puede no ser la misma la capacidad pulmonar de un asiático que la de un peruano, pero aun así la tomamos de referencia, obteniendo resultados poco precisos”, advierte el Dr. Raymundo.
Cabe resaltar que el propio usuario puede usar este novedoso dispositivo, monitoreando sus resultados en un app móvil cuyos datos pueden ser cargados a la nube, para luego ser revisados por los médicos tratantes o cualquier otro profesional.
El proyecto inició en mayo del año pasado y ganó financiamiento del programa Prociencia. Además, contó con apoyo de la UPC. Actualmente se realizan ensayos en pacientes a gran escala en el Hospital Dos de Mayo de Lima  y en el Hospital Regional Docente de Cajamarca, por lo que pronto se espera las autorizaciones para su masificación. La investigación fue presentada en la feria tecnológica Perú con Ciencia del Concytec, a la cual puedes acceder aquí.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here