ESTADO DE EMERGENCIA E IMPACTO ECONÓMICO

0
551

El Gobierno del presidente Pedro Castillo Terrones oficializó esta semana la decisión de dejar sin efecto el estado de emergencia nacional establecido a causa de la pandemia del covid-19, con la derogación del decreto supremo que impuso esa medida desde el 2020. Y con ello va quedando atrás la pesadilla que significó la pandemia en nuestro país, que ha dejado hasta el momento 250 mil muertos.
Pero lo importante de esta acertada decisión, que está pasando desapercibida, es el impacto positivo que se espera tenga en la economía nacional. Es relevante señalar que regresar a situaciones de normalidad social sin duda nos lleva un paso más hacia adelante en el crecimiento de todos los sectores productivos del país.
Esto se pudo evidenciar rápidamente en el sector de hoteles y restaurantes, pues en la medida que se volvía a la normalidad es uno de los rubros que más ha ido creciendo y que más rápidamente se ha recuperado.
Como lo refrenda un pronunciamiento de la Sociedad Nacional de Industrias ya no tenía sentido seguir en un Estado de Emergencia. Y no es que no haya ningún riesgo sanitario y que todo esté perfecto, pero ya se necesitaba recuperar la normalidad de manera oficial y legal para seguir avanzando económicamente.
Esta decisión se debe a la evolución de la pandemia, el avance del proceso de vacunación y la disminución de casos positivos y consta en un Decreto Supremo publicado en el Boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano.
Ahora corresponde reevaluar la validez de mantener la vigencia de la emergencia sanitaria a fin dar paso a una etapa de planificación y ejecución de mejoras en el sector salud, en el que se incluya las compras públicas de mayor requerimiento para fortalecer el sistema de salud, pues la pandemia desvió la atención que requerían otros aspectos de la salud como la prevención enfocada en la vacunación de menores para prevenir diversas enfermedades.
Es un camino largo y arduo el que aún falta recorrer para recuperar las cifras productivas de años anteriores, las intenciones y las decisiones que se vienen tomando acertadamente, sin duda se están evidenciando poco a poco en los indicadores de empleo y producción.
Se espera que las campañas negativas emprendidas por la oposición se disuelvan en la banalidad de sus propios argumentos, para que el país pueda recuperarse y seguir avanzando.
La próxima semana llega la alta comisión designada por la Organización de Estados Americanos (OEA) a nuestro país para recoger información sobre el desarrollo democrático de las fuerzas políticas y las instituciones establecidas, se espera que con esta visita se logre un mayor entendimiento entre la oposición y el gobierno para juntos poder sacar adelante al país. Hacemos votos por eso. Hasta la próxima semana mis amigos de Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here