Investigadoras de la PUCP diseñan prototipo de robot para prevenir el Alzheimer

0
30

Su nombre es Nemsu y es un robot creado para ayudar a desarrollar las actividades que pueden prevenir el alzheimer. Fue elaborado en la Sala de Manufactura Digital VEO 3D de la Pontificia Universidad Católica Peruana (PUCP) y acaba de obtener el registro de Diseño Industrial en Indecopi.

La ingeniera mecatrónica, Midori Sánchez y creadora de este robot, junto a Marcela Gonzáles, egresada PUCP de la Especialidad de Diseño Industrial explican que gracias la tecnología de fabricación digital pudieron elaborar este dispositivo tecnológico que forma parte de un proyecto de investigación para prevenir el Alzheimer.

“Con Nemsu queremos trabajar en la prevención de esta enfermedad y todas las funciones de este robot están centradas en fomentar la actividad mental y que el usuario tenga una mejor consolidación de la memoria a largo plazo” señala Midori, quien actualmente trabaja como analista de Sala de Manufactura Digital VEO 3D.

Entre las funciones que cumple este prototipo están: brinda juegos en secuencias con niveles más complejos para fortalecer el hipocampo, asiste en la mejora de la calidad del sueño, con alarmas para dormir, y la producción de vibraciones o sonidos relajantes y permite aliviar trastornos de ansiedad.

Como Nemsu es parte de una investigación, todavía está a la espera de pasar por ciertos protocolos para comprobar su funcionalidad. Sin embargo, sus creadoras ya han publicado un paper sobre este dispositivo en la biblioteca digital de la Asociatiation for Computer Machinery (ACM).

Roveo: un robot para los niños

Midori y Gonzales no solo diseñaron a Nemsu, también a Roveo, un robot que nació para enseñar a los niños conceptos de programación, electrónica y fundamentos de manufactura digital. En un taller de robótica social dirigido para escolares, ellos recibieron un kit con todas las piezas impresas y aprendieron a ensamblar su propio robot.

“La idea de estos robots es que no sea solo un juguete sino también un compañero. Hay estudios en robótica social que demuestran que esta interacción con formas, sensores y texturas hace que las personas puedan aprender e interactuar. Por ejemplo, en los ojos de Roveo le pusimos un sensor de ultrasonido, que va permitir que la interacción con los niños sea más cercana y más natural” señala Marcela Gonzales, quien dio sus primeros pasos en la fabricación digital en el FAB LAB de la PUCP.

Ambos robots fueron hechos con la tecnología de la impresión 3D, el material que usaron fue un tipo de plástico, para el caso de Roveo más fuerte y resistente. Funcionan con batería y también pueden ser recargados con un cable USB a la computadora.

Marcela Gonzáles enfatiza que la tecnología de fabricación digital puede ser aplicado a diferentes usos finales dependiendo de lo que se necesite.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here