LA VERDAD DETRÁS DE LOS VLADIAUDIOS

0
410

El escenario político nacional se sigue sobrecargando de elementos que lo están convirtiendo en una olla a presión. Las denuncias sin prueba alguna de fraude y la demora inducida en la proclamación de Pedro Castillo como ganador de la segunda vuelta presidencial, por parte de un miembro del Jurado Nacional de Elecciones (JNE), tienen a la ciudadanía polarizada y bajo un estrés político sin precedente en la historia reciente de nuestro país. Actos de violencia callejera ya se han puesto de manifiesto en enfrentamientos entre miembros de Fuerza Popular que fueron a atacar a simpatizantes de Perú Libre que cumplían vigilia en las calles adyacentes a las oficinas del JNE. Y como si todo esto no fuese suficiente, aparece en escena el nebuloso, Fernando Olivera “El Breve”, para mostrar en televisión nacional unos audios y un video en los que se escucharía una conversación entre quien sería el ex asesor presidencial Vladimiro Montesinos y un informante, a quien el propio Olivera identificó como el comandante en retiro Pedro Rejas. En esta conversación, Montesinos menciona que el abogado Guillermo Sendón “tiene conexiones con el JNE” y “llegada directa” a un magistrado. Vladimiro Montesinos le aconseja a su interlocutor contactar al abogado Guillermo Sendón “para que él pueda apoyar”. Según los registros del audio, la llamada entre ambos se habría producido el pasado 10 de junio a las 5:49 de la tarde.

En el audio difundido se escucha a Guillermo Sendón afirmando tener una relación con el fiscal Luis Carlos Arce Córdova, hasta hace poco uno de los cuatro integrantes del pleno del Jurado Nacional de Elecciones que revisa las apelaciones presentadas por Fuerza Popular.

En un video difundido en el Facebook de Guillermo Sendón, este reconoció que conversó con el comandante EP en retiro Pedro Rejas; sin embargo, negó haber tenido la intención “de comprar nada” y dijo que su único objetivo era “tener la seguridad” de que existía una voluntad de fraude para denunciarla. 

“No hubo nunca la intención de hacer ninguna compra de nada porque es absurdo pensar en eso. Además, los montos de los que hablé fueron absurdos, simplemente para saber si ellos estaban realmente considerando la posibilidad de hacerlo y, obviamente, si hubiera sido así hubiera habido la continuación de este tema, (pero) no hubo ninguna conversación más con el señor Rejas y no sé lo que habrán hablado después ellos, pero para mí jamás hubo la seguridad de que se quería hacer ese fraude porque esa era justo la intención que yo tenía: saber si existía esa seguridad y en ese momento hacer la denuncia”, señala en el video, excusa sumamente sospechosa y extraña en mi opinión.

Pedro Francke, integrante del equipo técnico de Perú Libre, señaló que los audios de Vladimiro Montesinos que fueron difundidos por Fernando Olivera, deben ser investigados a profundidad. Desde el Cusco calificó de “extremadamente preocupante” que el ex asesor siga articulando acciones desde la cárcel, desde donde habría coordinado los presuntos sobornos. 

Analizando cuidadosamente los audios, se oye presuntamente a Vladimiro Montesinos sobre la posibilidad contactar a los miembros del Jurado Nacional de Elecciones, incluso a través del pago de varios millones de dólares, a cambio de tomar posición a favor de Fuerza Popular y su intención de presentar nulidades fuera del plazo vencido el 9 de junio. Por ello, Olivera consideró que se deben realizar nuevas elecciones. Y en este pedido final de Olivera, radica en mi opinión, el trasfondo real que traen estos publicitados Vladiaudios. No creo francamente que el propósito de Olivera sea intentar vestirse nuevamente de patriota defensor de la democracia. Lo que estaría haciendo, fácticamente, es prestarse a una actuación que lo sitúa cómodamente como enemigo del fujimorismo, pero que en la cuestión de fondo resultaría apoyando el último recurso de un oscuro plan B del partido naranja, el cual sería lograr que se convoquen nuevas elecciones. O sea, Olivera ha salido con sus Vladiaudios para denunciar un supuesto intento de soborno a miembros del JNE, y lo único que ha logrado es poner en tela de juicio, debilitar la imagen del JNE y sembrar la duda ante la opinión pública, para alimentar la idea de que lo mejor sería unos nuevos comicios presidenciales. Es mi humilde opinión, recojan todos los elementos de juicio, súbanse a la carpeta, miren el panorama desde arriba y saquen sus propias conclusiones.

Desde luego esto requiere una investigación, es una denuncia y hay que esperar a que esto se esclarezca y esperemos que se llegue a la verdad. Hasta la próxima semana mis amigos de Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here