¡LLOCLLA CASTILLO!

0
153

Pedro Castillo es el virtual presidente de la República a 200 años de la Independencia 

Maestro metido a político soporta aguerridos embates políticos del fujimorismo. 

A las 6:00 de la tarde del jueves 10 de junio, la suerte electoral del país estaba echada. La ONPE había anunciado a esa hora que al cien por ciento el conteo de votos adjudicaba a Pedro Castillo el 50.19% del sufragio y a Keiko Fujimori el 49.81%, sellando el destino del país para el próximo lustro.

Esto trajo a la memoria nuestra portada del miércoles 14 de abril, cuando concluía la primera vuelta electoral y a la luz del 99.95% de actas escrutadas a nivel nacional se anunciaba de boca en boca en Cajamarca el galopante respaldo ciudadano a la postulación del maestro chotano:

¡Lloclla Castillo! ¡Lloclla Castillo!

A esa hora del jueves 10 de junio los medios internacionales daban como ganador al candidato de Perú Libre. El Financiero de Bloomberg cantaban por todo el mundo la victoria de Castillo Terrones con este titular:

‘Elecciones en Perú: Pedro Castillo vence a Keiko Fujimori y se convierte en virtual presidente electo’.

La agencia EFE hacía rebotar en diarios internacionales como Los Ángeles Times la siguiente nota:

‘Perú: Pedro Castillo va al frente; Keiko Fujimori impugna miles de votos’.

El País de España, mientras tanto, hacía rodar por Europa la noticia de que las calles del Perú se habían convertido en un hervidero por la presencia de los simpatizantes del maestro de escuela.

‘Los seguidores de Pedro Castillo se echan a las calles de Perú’.

Esa misma tarde, la virtual vicepresidenta de la República, Dina Boluarte, había ofrecido una conferencia de prensa en la que trajo abajo el andamiaje fujimorista que les adjudicaba maniobras ante los Jurados Electorales Especiales para restar votos a su adversaria. 

El presidente Francisco Sagasti se había encargado de nivelar el terreno político horas antes al desvirtuar las acusaciones de un desmentido fraude. ‘El Proceso electoral se produjo sin ningún contratiempo que justifique la palabra fraude’, manifestó.

Ivan Lanegra, secretario general de la ONG Transparencia, dijo al respecto: ‘Lo que toca para usar la palabra fraude es encontrar evidencia de un problema sistemático y generalizado y eso no existe’ (Ver nota aparte).

Pasadas las 7:00 de la noche de aquel jueves, Pedro Castillo asomó nuevamente al balcón de su local central de Lima, donde se había atrincherado desde hacía dos días, apenas llegó de Cajamarca.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here