MADUREZ POLÍTICA Y VACANCIA PRESIDENCIAL

0
401

El jueves último en el Congreso de la República las bancadas de Fuerza Popular, Renovación Popular y Avanza País presentaron oficialmente una moción de vacancia presidencial por incapacidad moral permanente contra el mandatario Pedro Castillo. Una iniciativa inoportuna, precipitada e inmadura desde mi punto de vista.
El mismo día el presidente de la Sociedad Nacional de Industrias, Ricardo Márquez, se manifestó en contra de la moción de vacancia presentada y dijo: “Los gremios no estamos por la vacancia. Tenemos que tratar de que haya estabilidad jurídica y especialmente que se respete el estado de derecho”, alertando de las consecuencias negativas de esta medida.
Para sustentar su opinión, dijo que debemos que ser claros, no solo la pequeña, sino también el resto de empresas medianas y grandes necesitan un entorno en el cual puedan seguir adelante invirtiendo sin temores y sin dudas, explicó.
Es importante oír y respetar la posición y las opiniones del empresariado, sobre todo porque van dirigidas a que se respetan las instituciones y la estabilidad que representan para el país.
Por otro lado, siempre es conveniente oir las opiniones de los especialistas, como el abogado constitucionalista, Omar Cairo, quien explicó que la moción de vacancia presidencial contra el presidente Castillo por incapacidad moral permanente es improcedente.
“Es improcedente porque está moción no se sustenta en ninguna indicación de que el presidente este incurso en incapacidad mental para ejercer el cargo. La vacancia no es un castigo por una inconducta, la vacancia es la declaración de que el cargo está vacío porque el presidente está inhabilitado por una razón objetiva para seguir ejerciendo el cargo”, dijo el jurista.
Recordó que el término incapacidad moral proviene de la interpretación de la incapacidad mental. “Así fue introducido en el ordenamiento constitucional peruano en 1839, porque en esa época a las enfermedades mentales se les atribuía un origen moral”, expresó.
Es importante también tomar en cuenta que uno de los primeros argumentos de esta propuesta de vacancia, que ha presentado la oposición atribuyen al mandatario el uso de fondos públicos para su campaña electoral, pero son de “terceras personas” que no involucran a Castillo. “Se le cuestiona por infracción a la constitución al haber designado a determinados ministros, pero está infracción no se castiga con vacancia, sino en un juicio político, que está establecido en los artículos 99 y 100 de la Constitución”, aportó objetivamente Cairo en sus declaraciones.

Si hubiera sido infracción a la Constitución nombrar a los ministros cuestionados, el Congreso sería cómplice, porque debieron haberlos destituido con una censura o haber negado la confianza al gabinete y no lo hicieron, señaló el constitucionalista sobre el argumento de la moción que responsabiliza a Pedro Castillo por la designación de ministros vinculados al terrorismo.
Y en cuanto a los cuestionamientos sobre el supuesto tráfico de influencias para los ascensos en las Fuerzas Armadas y la Sunat, en los que como fundamento se menciona hechos de terceras personas que habrían realizado esas conductas no hay ninguna sentencia que haya condenado a nadie por delito alguno relacionado, explicó.
Otro de los argumentos de la vacancia está relacionado al restablecimiento de relaciones diplomáticas con “gobiernos antidemocráticos” como Venezuela. Ante ello, Cairo explicó que “todos los gobiernos en el mundo tienen relaciones con países democráticos y no democráticos. Por ejemplo, con China se tiene relaciones y no constituye una inmoralidad. Por lo tanto, no es sustento válido en este argumento.
Entonces lo que en la práctica se estaría queriendo hacer es disfrazar una interpelación presidencial a través de la vacancia. Si el caso es así estarían cometiendo una infracción a la Constitución. Y el presidente Castillo podría recurrir al Tribunal Constitucional. Pero aún hay mucho pan por rebanar y es importante hacer un llamado a la madurez política parlamentaria y ciudadana, para buscar una salida a la altura real del problema y no dejarse llevar por ambiciones o pasiones que solo irían en contra de los intereses mayoritarios del país. Hasta la próxima semana mis amigos de Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here