NADA ESTÁ DICHO HASTA EL 11 DE ABRIL

1
290

Esta semana los 18 candidatos presidenciales tuvieron la oportunidad de debatir entre ellos como paso previo a las elecciones generales del próximo 11 de abril. Y creo que esta serie de encuentros, en lugar de definir las posiciones de los candidatos en la aceptación popular, ha servido para emparejar las posibilidades de los favoritos, por lo que me inclino a pensar que nada está dicho, que no hay encuesta que valga y que el ganador se conocerá al final de la jornada electoral.

Los candidatos a la Presidencia de la República tuvieron la oportunidad de ganarse el voto popular a solo 12 días de las elecciones generales, al final de las jornadas de debates organizado por el Jurado Nacional de Elecciones. 

Las encuestas revelan todavía un alto grado de indecisión sobre a quién respaldar electoralmente, lo que aumenta la incertidumbre respecto de las dos personas que podrían pasar a una muy probable segunda vuelta.

Las jornadas de los debates presidencial fueron pensadas para lograr un mayor conocimiento de las propuestas en el electorado, en un escenario de un 30% de indecisión.

En un ambiente de desazón generalizado y porque no decirlo de rechazo hacia la clase política, se realizaron los debates con los candidatos presidenciales divididos en tres grupos. El último grupo estuvo compuesto por los candidatos: Yonhy Lescano (Acción Popular), Julio Guzmán (Partido Morado), Rafael López Aliaga (Renovación Popular), Daniel Salaverry (Somos Perú), Ciro Gálvez (RUNA) y Rafael Santos (PPS), quienes fueron el corolario de una zaga de debates que se inició el lunes último.

En este último encuentro las expectativas y los reflectores estuvieron dirigidos hacia Rafael López Aliaga por dos razones específicas, la primera es la aparente subida en las encuestas y en segundo lugar por la posibilidad que no asistiera como anunciara en un primer momento.

En el debate se puso en evidencia sus serias limitaciones oratorias que se complican aún más por su carácter explosivo y sus intentos por querer controlarlo. Con todo ello su presencia descontroló por momentos el debate y sacó de concentración a algunos de sus competidores, sobre todo por que leyó con muchísima dificultad la mayor parte de sus propuestas, cosa que fue criticada y utilizada para bajarle la llanta.

El candidato Rafael Santos logro notoriedad y por momentos cambió la dinámica del debate pechando a sus competidores y sacando los trapitos al aire de Lescano y Guzmán, acusándolos de cómplices de la corrupción. Y de seguro con aparente réditos electorales.

Vacuna para todos

El mensaje de resolver el tema de la vacuna, fue la constante en todos los enunciados de los candidatos presentes en el debate, todos dijeron lo mismo, pero muchas de las propuestas ya han sido garantizadas por el gobierno actual del presidente Francisco Sagasti. Todos aseguraron que comprarían las vacunas necesarias como si fuese un acto pendiente, cuando eso ya lo confirmó la primera ministra Violeta Bermúdez, afirmando que el total de las inmunizaciones están garantizadas. 

En el segundo grupo de debate participaron Hernando de Soto (Avanza País), Daniel Urresti (Podemos Perú), Ollanta Humala (Partido Nacionalista), Pedro Castillo (Perú Libre), Andrés Alcántara (Democracia Directa) y José Vega (UPP), quien decidió renunciar al debate en su primera intervención.

Hernando de Soto era el candidato de quien más se esperaba y estuvo a la altura. Al parecer la estructura del debate le fue amigable.

En el primer grupo del debate estuvieron George Forsyth (Victoria Nacional), Keiko Fujimori (Fuerza Popular), Verónika Mendoza (Juntos por el Perú), Marco Arana (Frente Amplio), Alberto Beingolea (PPC) y César Acuña (APP).

Forsyth atacó a las candidatas Verónika Mendoza y Keiko Fujimori, cuestionándolas. Ambas en respuesta intentaron darle su chiquita al ex arquero aliancista pero sin éxito.

Algunos candidatos se quedan en el tintero por cuestiones de espacio. Pero en resumen el debate ha servido, se supone, para que la mayoría de ciudadanos definan por quien votar, cosa que está por verse. Y en otros casos ha servido para que los electores retiren su preferencia de alguno y la enfoquen en otro. Por todo ello es que reitero que esta jornada democrática de debates ha servido más para emparejar, que para definir a uno o dos punteros. Por consiguiente, no hay encuesta que valga, pues el resultado no se vislumbrará hasta el mismo día de las elecciones. Hasta la próxima semana mis amigos de Primera.

1 Comentario

  1. En editorial a fines de marzo el director del diario no intuía nada y no decía nada sobre Pedro Castillo, saben porque ….? Porque todos repiten un mismo discurso y lo adecuan y maquillan a su ideologia o historia propia. Nadie investiga menos averigua consulta con periodistas de cada región. Asi estamos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here