Nutricionistas: mezclas lácteas no aseguran buena alimentación ni mejor talla

0
272

Conoce por qué los productos elaborados con mezclas lácteas no son iguales a la leche

No se trata de favorecer a una marca o un sector, sino de resolver problemas alimentarios de nuestros niños. El 14% de los niños menores de 5 años tienen un retraso en el crecimiento, señala experta. Foto: ANDINA/Josue Ramos
No se trata de favorecer a una marca o un sector, sino de resolver problemas alimentarios de nuestros niños. El 14% de los niños menores de 5 años tienen un retraso en el crecimiento, señala experta.

La comunidad de nutricionistas ha recibido con beneplácito la entrada en vigor del nuevo reglamento de la leche, a partir del cual toda leche evaporada vendida en el Perú deberá ser elaborada con leche fresca y no con mezclas lácteas porque es la única manera de asegurar la buena alimentación de sus consumidores.

“Antes en el país se tenían mezclas lácteas y a eso se le llamaba leche. Pero a partir de ayer cualquier otra cosa que no tenga leche fresca dentro de su preparación tendrá la denominación producto lácteo, el cual no tiene los mismos beneficios nutricionales”, advirtió Saby Mauricio, exdecana Colegio de Nutricionistas.

Indicó que entre ambos productos hay una gran diferencia y para entenderlo mejor hay que conocer el rol de las proteínas que se encuentran dentro de la leche entera. 

La leche, un alimento ideal 

“Los seres humanos crecemos hasta los 18 años y para que este proceso se realice de la mejor manera necesitamos proteínas, sobre todo sus aminoácidos, que son como los ladrillos de una pared. Mientras la leche entera tiene una pared completa, con todos sus ladrillos en su lugar, otros alimentos, como los vegetales o cereales, no tienen algunos ladrillos. Por esta razón deben combinarse con otros alimentos de origen animal para completar los ladrillos que faltan”.

La leche es considerada un alimento completo en la dieta de quienes están en crecimiento, como los niños, o requieran reforzar su alimentación, añadió.

Saby Mauricio, quien es directora de nutrición humana de la Universidad Norbert Wiener, manifestó que en el último reporte de la encuesta familiar ENDES, la más grande en el país, se sigue reportando niños con estatura por debajo de lo debido: 12 de cada 100 niños tiene retraso en el crecimiento. 

“Son niños pequeños porque no han comido la suficiente proteína. Debe quedar claro que a un niño no se le puede dar una mezcla o producto lácteos porque no tiene la pared completa de aminoácidos que requieren para crecer adecuadamente. Se les debe dar leche y este nuevo reglamento va a asegurar que así sea”.

La experta denunció que por largo tiempo la industria en el país abusó del uso de la leche en polvo, creando productos en los que se podía encontrar hasta 5 tipos de polvos de leche, lo cual ya no es leche. 

“Si un niño no quiere no desea tomar leche, puede reemplazarla por yogurt o por queso, pero una mezcla láctea no puede reemplazar la leche. Debemos recordar que lo que comen nuestros niños tiene impacto en su talla, en su crecimiento”, indicó.  

Alimentación influye en la talla

De acuerdo con el Decreto Supremo 004-2022-Midagri, que entró en vigor ayer 4 de octubre, toda leche evaporada deberá ser elaborada a base de leche fresca y no con mezclas lácteas, a fin de asegurar la provisión de proteínas requeridas por los consumidores.  

“Lo que se está pidiendo en el reglamento no es algo que hayan inventado los peruanos. En una normativa que se emplea en todo el mundo, como en Estados Unidos, donde su industria va de la mano con la investigación. No se trata de favorecer a una marca o un sector, sino de resolver problemas alimentarios de nuestros niños. El 14% de los niños menores de 5 años tienen un retraso en el crecimiento”.

La nutricionista comentó que la talla promedio de la mujer peruana es de 1.50 centímetros y el del varón es de 1.65 centímetros. 

“La alimentación tiene un impacto en la talla de las personas. La genética influye, pero entre los factores externos que pueden ayudar a crecer unos centímetros más está la alimentación. De allí que tenemos que supervisar los alimentos que consumen nuestros niños y las personas menos favorecidas”. 

Dejó en claro que quienes tienen niños en casa deben asegurarse de que consuman leche y nos mezclas de lata que no aseguren la provisión de proteínas requeridas para su crecimiento. 

Los octógonos sí funcionaron 

La experta manifestó que algunas empresas que venden productos lácteos en el país se han opuesto a la aplicación de esta nueva normativa, como lo hicieron antes contra la colocación de octógonos a diversas elaboraciones con alto contenido de grasa, sodio o azúcar. 

“Su queja no tiene ningún sustento técnico. Aquí lo que se tiene que anteponer es la salud de la población, especialmente la de los niños. Perú es el segundo país en implementar el uso de octógonos nutricionales, después de Chile. Luego se han sumado otros países”. 

Su objetivo era advertir y han cumplido, sostuvo. Durante el primer año de uso de octógonos en el mercado, el 80% de la población había cambiado su percepción respecto a ciertos productos de venta libre porque evaluaban si iban en contra de su salud, de su diabetes o si pudieran desarrollar algunas enfermedades. 

La experta sugirió que el Estado desarrolle una campaña de marketing sanitario que permita promover una alimentación saludable a todo nivel, y con un enfoque prioritario en la infancia, destacando los beneficios de un estilo de vida sano para alcanzar la talla acorde a nuestra edad y tener la energía suficiente para desarrollarnos de forma adecuada. 

“Es importante que el cumplimiento de esta nueva norma no sea vigilado únicamente por el Ministerio de Salud o el Indecopi. Nosotros debemos tener una actitud vigilante para que se cumpla en favor, sobre todo, de nuestros niños, que son el futuro de la nación”, indicó. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here