OTORONGOS NO REPITEN EL PLATO

0
55

OTORONGOS NO REPITEN EL PLATO
Una sensación de alivio y preocupación ha causado en la ciudadanía el anuncio del Jurado Nacional de Elecciones indicando que para los comicios generales de abril de 2021, no podrán postular ni los actuales congresistas, ni los que salieron elegidos el 2016 e integraron el Parlamento disuelto el 30 de abril de 2019.
Esto quiere decir que las últimas dos camadas de otorongos no podrán repetir el plato y disfrutar de los sabores del Poder Legislativo en el próximo quinquenio. Todo ello abre las puertas a la aparición nuevos personajes congresales, por un lado alivia la preocupación de volver a tener legisladores obstruccionistas, que utilicen descaradamente sus cargos para la defensa de sus intereses personales y económicos, de manera impune.
Otra situación que no ocurrirá, gracias a este anuncio, es que los actuales padres de la patria no tendrán la oportunidad de hacer perder el tiempo y complicarle la vida al próximo gobierno, con iniciativas legislativas populistas carentes de todo sustento técnico.
Tales como el de la devolución de los aportes a la Oficina de Normalización Previsional (ONP) o como la última perla de querer reponer a los 14 mil maestros que fueron cesados por no tener título profesional y no aprobar los exámenes de calidad. Sin contar sus exabruptos golpistas, escaramuzas de vacancia presidencial y deseos antidemocráticos de querer prolongar su periodo legislativo.
Con el comunicado del JNE todo esto no pasará, al menos esa es la teoría. Lo preocupante es que según las estadísticas la decadencia moral y productiva del parlamento nacional ha venido de más a menos desde el retorno de la democracia en 1980. Duela a quien le duela es la verdad.
Quienes hemos tenido la oportunidad de escuchar y recordar debates parlamentarios entre verdaderos tribunos, como los senadores Gastón Acurio Velarde, Ernesto Alayza Grundy, Javier Alva Orlandini, Enrique Bernales, Romualdo Biaggi Rodríguez, José Luis Bustamante y Rivero, Carlos Manuel Cox, Jorge del Prado, Genaro Ledesma Izquieta, Sandro Mariátegui, Carlos Enrique Melgar López, Mario Polar Ugarteche, Ramiro Prialé, Luis Alberto Sánchez, Manuel Ulloa Elías, sabemos que estamos hablando de verdaderos políticos profesionales, cultos, ponderados y sobre todo profundamente democráticos.
Lamentablemente todo tiene su momento y su época, volviendo a la actualidad, es saludable que el JNE, máximo organismo electoral del país, haya ratificado una decisión que tomaron todos los peruanos en el referéndum de diciembre del año 2018, referida exactamente a la no reelección de congresistas.
Ahora la incertidumbre vuelve a hacerse presente en la figura de los nuevos candidatos a ocupar una curul parlamentaria. Con este último parlamento la práctica nos demuestra que la cura casi resultó peor que la enfermedad. En los momentos más álgidos propiciados por este último parlamento, en verdad hubo muchos que pensaron que con los representantes del disuelto Congreso, estábamos mejor, una cosa de locos ha sido ser testigos de la mediocridad intelectual y profesional de la mayoría de los inquilinos del Palacio Legislativo.
Ahora lo preocupante es quiénes los van a suceder, en esta espiral decadente, será el próximo parlamento peor que el actual, lo complicado es que los electores no se informan sobre la calidad moral e intelectual de los postulantes a quienes les van a entregar su voto y el futuro inmediato de sus vidas, y otra cosa peor, es que no hay candidatos de calidad a quienes elegir, y se va a terminar votando por el menos malo o el mal menor. Encrucijada delirante y negativa que no tiene visos de solución, y la explicación es simple, la gente decente, los intelectuales y académicos no quieren postularse al Congreso, pues ya no es ningún mérito conformar la asamblea nacional, por el contrario.
Hay que reconocer que el pronunciamiento del JNE aclara cualquier duda o intento de interpretar a conveniencia la norma, para insistir en una reelección ilegal y a todas luces en contra de la voluntad popular. De esta formas se mató las dudas que tenían algunos partidos políticos y establece las reglas de juego del proceso electoral inmediato. Así están las cosas por el momento. Hasta la próxima semana mis amigos de Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here