¡PÁSAME LA BOTELLA!

0
705

Embajador que encaró escándalo etílico durante gobierno de Alejandro Toledo retorna a predios ibéricos

Nombramiento de Oscar Maúrtua hace reverberar trajines del ‘avión parrandero’ en España.

Recoge sus pasos. Oscar José Ricardo Maúrtua de Romaña (75) fue nombrado el jueves 2 de junio Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Perú en el Reino de España, un predio que ya conoce, pero del que no debe tener muy buena recordación.

El diplomático de carrera fue ministro de Relaciones Exteriores durante el gobierno de Alejandro Celestino Toledo Manrique (76), entre los años 2005 y 2006, cuando se produjo el escándalo etílico en el avión presidencial con una comitiva de 40 personas.

Maúrtua de Romaña ha sido embajador del Perú en Canadá (1985-1988), Bolivia (1988-1993), Tailandia, Vietnam y Laos (1995-1999) y Ecuador (1999-2002). ​

En mayo del 2006- a dos meses de abandonar el cargo- el ex presidente Toledo se vio envuelto en un enésimo escándalo, cuando cargó el avión presidencial con 40 personas, entre las que estaba la ex congresista Doris Sánchez y tres de sus parientes.

El periplo oficial se inició exactamente el 9 de mayo, con un recorrido por Estados Unidos, Austria y España, donde se realizaba una cumbre de mandatarios de la Unión Europea, América Latina y El Caribe, a la que Toledo llevó a su esposa Eliane Chantal Karp Fernenbug (69).

El entonces canciller Oscar Maúrtua de Romaña estuvo acompañado del director de su gabinete, Alfredo Chuquihuara Chil, según una resolución de Torre Tagle fechada el 9 de mayo del 2006.

El escándalo empezó el lunes 15 de mayo, durante el vuelo de Málaga a Madrid, en el que un funcionario de la Cancillería en evidente estado de ebriedad cantó a viva voz la canción ‘Pásame la botella’.

El vergonzoso hecho fue denunciado por el periodista de Radio Programas del Perú (RPP), Carlos Alvarado Chávez, quien reportó que antes de subir al avión presidencial este personaje dijo: ‘Del bus parrandero al avión parrandero’, lo que provocó la hilaridad general.

Pero eso no fue todo, pues Toledo Manrique había cargado con una comitiva inusual de 40 personas, como si tratara de sacarle toda la manteca al chancho antes de que terminara su mandato. 

El entonces canciller Oscar José Ricardo Maúrtua de Romaña lo acompañó a todas partes: a la conferencia ‘Nueva Economía’, a la reunión con el ex presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Enrique Iglesias, y a la inauguración de una muestra de cine peruano denominada ‘Una mirada al sur’.

También estuvo cerca de Toledo cuando fue recibido por el jefe del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, y en la cena privada que ofrecieron los reyes de España, todo sazonado invariablemente con vino español y, como no, con el infaltable Johnnie Walker. 

Eliane Karp tenía motivos para estar allí, pues fue en aquellos predios ibéricos que unos años antes se produjo un escandalete por el denominado ‘banquete pobre’ que la embajada ofreció a los monarcas.

La resolución suprema 065-2022-RE, publicada el jueves 2 de junio último en El Peruano señalaba que Maúrtua no asumiría funciones como Embajador Extraordinario y Plenipotenciario del Perú en el Reino de España hasta que su designación fuese formalizada en una Resolución Ministerial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here