¡QUITA EL CUERPO!

0
128

Vizcarra corta intento parlamentario por engancharlo a Palacio  en medio de la crisis  

El miércoles 8 de julio, el presidente Martín Vizcarra se adelantó a las pretensiones parlamentarias de postergar las elecciones generales y convocó a la histórica justa  para el 11 de abril del 2021, en el aniversario número 200 de nuestra Independencia, en la que las celebraciones públicas deben ser reemplazadas por un sufragio rápido y un retorno voluntario al confinamiento, si aún no ha llegado la cura definitiva al Covid-19.

Jefe de Estado confirma su intención de sacudirse la responsabilidad el 28 de julio del 2021, en medio de una de las peores crisis de la historia republicana y  cuando se cumplen 200 años de la Independencia nacional. ¿Quién cogerá esa papa caliente llamada Perú?

A la contienda electoral sui géneris asistirán 21’458,615 votantes (10’728,745 hombres y 10’729,870 mujeres), según cifras del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), que en esta ocasión se saltarán el requisito de ser plenamente identificables pues acudirán con mascarillas, lentes y protectores faciales. 

La elección del año próximo también coincidirá, en otro sentido, con el autogolpe que dio el 5 de abril de 1992 el entonces presidente Alberto Kenya Fujimori, con el que cerró el Congreso de la República e intervino el Poder Judicial y todos los otros estamentos públicos. 

Pero volvamos a los hechos recientes. El día en el que el presidente Vizcarra firmó el decreto supremo que convocaba a elecciones, repitió el estribillo que pretende dibujarlo como un preclaro demócrata y no como un gobernante desgastado en medio de la peor crisis de nuestra historia.

POR LAS PATAS DE LOS CABALLOS

Martín Vizcarra terminará su zarandeado mandato presidencial dejando tras de sí una estela  turbia que tiene que ver con recientes denuncias periodísticas que involucrarían a miembros de su entorno más cercano con posibles actos de corrupción.

La Fiscalía ha puesto en marcha una investigación de oficio por las contrataciones que realizaron con el Estado la ex cuñada y la ex pareja sentimental de la secretaria general del Despacho Presidencial, Mirian Morales Córdova. El fiscal Reynaldo Abia, de la Segunda Fiscalía Provincial Especializada en Delitos de Corrupción de Funcionarios, tiene un plazo de 90 días para establecer si la funcionaria y sus parientes incurrieron en delito contra la administración pública.

Paralelamente, la Comisión de Fiscalización citó a Fredy Herrera Begazo, cuñado del presidente de la República, Martín Vizcarra, por haber continuado firmando contratos con el Estado en los años en que su pariente asumió la vicepresidencia, primero, y la Presidencia de la República, después. Herrera fue contratado entre el 2016 y el 2019 en el Programa Subsectorial de Irrigaciones (PSI), órgano adscrito al Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri).

“Cumpliendo mi compromiso, porque soy una persona de palabra, muestro aquí al país el decreto supremo que dice convocar a elecciones generales para el 11 de abril del 2021 para la elección del Presidente de la República, vicepresidentes, congresistas y representantes peruanos ante el Parlamento Andino”. Solo le falto emitir un suspiro de alivio.

Aquí una atingencia. El presidente Vizcarra hizo este anuncio público cuando en la Comisión de Constitución se debatía un proyecto para que se cambie la fecha de elecciones generales de abril a mayo por esto de la pandemia, una iniciativa que no llegaba a alcanzar consenso pese a los esfuerzos infructuosos de Omar Chehade (Alianza Para el Progreso).

Ahora, ya pintada la cancha electoral,  falta saber quiénes- cálculos políticos de por medio- están dispuestos a tirarse de cabeza a la piscina política que, para la ocasión, ha sido cargada de barro, por decir lo menos. 

La encuesta realizada por IPSOS  entre 1,015 personas, del 11 al 12 de junio último, presenta un panorama no muy auspicioso.  En una primera posición ubica a George Forsyth, el ex arquero y actual alcalde de La Victoria, con un 23 % de la preferencia ciudadana. Esto antes de que radicalizara su posición a los ambulantes que tomaron violentamente las calles de su distrito y lo obligaran a ampararse en el anonimato que le daba una mascarilla y lentes oscuros durante sus recorridos de inspección.

En una segunda posición va Daniel Belizario Urresti Elera, el vocero y legislador de Podemos Perú que se desempeñó como Ministro del Interior entre los años 2014-2015,  durante el gobierno de Ollanta Humala. El sondeo le otorga 12 %,  once puntos menos que Forsyth.

El tercer lugar está reservado para Salvador del Solar, el actor metido a político que se desempeñó como presidente del Consejo de Ministros durante el gobierno de Martín Vizcarra y ministro de Cultura durante la gestión de Pedro Pablo Kuczynski. Él logra en el muestreo un 11 % de aceptación ciudadana.

Luego vienen la lideresa de Fuerza Popular, Keiko Fujimori, con 7 %; el alcalde de Lima, Jorge Muñoz, con 5 %; el líder del Partido Morado, Julio Guzmán, con 3 % y el ex candidato presidencial Alfredo Barnechea, también con el 3 % de la intención del voto ciudadano. Verónika Mendoza y César Acuña son los rezagados con sólo el 2 % de respaldo.

Algunos de los personajes mostrados en este tapiz electoral están deshojando margaritas para determinar si finalmente postulan o no en un contexto peliagudo como el que nos deja la pandemia. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here