RESPETO A LA VOLUNTAD POPULAR Y CONCILIACIÓN POLÍTICA

0
811

El Perú se encuentra en estos momentos en una coyuntura política crucial y complicadísima que puede traer consecuencias funestas para el desarrollo económico y social de nuestra Nación.
La ambición particular de grupos políticos que aún no superan la derrota electoral los ha envenenado de tal manera que el tema de la vacancia presidencial se ha vuelto en una obsesión maligna que no les permite ver el bienestar de los más de 30 millones de peruanos.
En primer lugar, sea cuales fueron los resultados electorales en las últimas elecciones presidenciales, estos son sagrados, por que representan la voluntad popular del momento y merecen su y estricto cumplimiento.
La clase política derechista, opositora al gobierno de Pedro Castillo, representada en el Congreso de la República, desde el primer día no ha hecho más que pedir la vacancia y/o la renuncia del mandatario sin darle siquiera la oportunidad de dejarlo gobernar. Es cierto que el gobierno ha cometido errores y desaciertos en la designación de algunos funcionarios, pero también hay que reconocer que existe la voluntad de enmienda. Entonces la actitud que debe asumir el Poder Legislativo es cumplir su función objetivamente, y no dedicarse a querer torcer el brazo a la voluntad del voto mayoritario.
Es momento de dejar gobernar y dejar trabajar al Poder Ejecutivo en una actitud de desprendimiento y de amor al país. No se puede gobernar con un Congreso que está pidiendo a gritos a cada momento la vacancia presidencial y perdiendo el tiempo en un tema que ya es agua pasada. Objetivamente no hay los votos suficientes en el parlamento para vacar al presidente y no queda más que contribuir a la gobernabilidad del país buscando la conciliación política.
En ese sentido un paso firme es el que ha dado el Poder Ejecutivo al solicitar se le invite al presidente Castillo a dar un mensaje en el Pleno del Congreso para el día martes 15 de enero. Escuchémoslo, dejémoslo hablar y veamos el balance de estos primeros seis meses de gobierno, por las cifras y los resultados sabremos realmente cuáles son sus logros y desaciertos.
Es momento que los peruanos de buena voluntad nos pongamos de pie para pensar primero en el país. No podemos seguir en esta marchas y contramarchas que solo acentúan el atraso, agudizan la pobreza y no permiten siquiera que recuperemos el nivel económico que teníamos antes de la pandemia del covid-19.
Hablando en términos futbolísticos, la pelota está en la cancha de los grupos opositores del parlamento. Es momento que exhiban un ápice de madurez y coherencia con la realidad nacional. El Perú no puede soportar por mucho más tiempo esta inestabilidad propiciada por un mal manejo de la cosa política.
Este primer paso dado por el Ejecutivo para propiciar la presentación del presidente Castillo en el Congreso, se percibe como un gesto político de responsabilidad y voluntad de hacer un giro de timón en su política gubernamental.
La derecha y el fujimorismo deben renunciar por un momento a sus intereses partidarios y económicos, para dejarle espacio al bienestar de las grandes mayorías más desposeídas y entregarse sanamente al cultivo de una relación que podría dar excelentes frutos. Esta semilla tiene que ser regada por una sana voluntad y abonada por la paciencia y la tolerancia que requiere todo proceso de germinación.
Hacemos votos por un sincero entendimiento y fructífera conciliación. Estaremos alertas. Hasta la próxima semana mis amigos de Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here