¡Se tragó una pila! ¿cuánto tiempo tengo para evitar una fatalidad? [video]

0
231

En programa Salud y Bienestar de Andina, especialista recomienda llevarlos inmediatamente a hospital

Tenga cuidado con lo que su niño se lleva a la boca.

    

Uno de los objetos más peligrosos con los que puede atragantarse un niño son las pequeñas pilas de reloj o de juguete, que contienen sustancias altamente tóxicas y podrían ocasionar severos problemas de salud en el organismo del menor, incluso la muerte.

Tenga cuidado con lo que su niño se lleva a la boca. Foto: ANDINA/Difusión

Los padres de familia o los cuidadores de los pequeños no deben dejar a la vista de los niños objetos como monedas, botones, alfileres, agujas, pero sobre las pilas alcalinas, pues, si el menor las ingiere accidentalmente, pueden perforar las paredes de su esófago en corto tiempo, advirtió el doctor Godofredo Talavera, gastroenterólogo pediatra del Instituto Nacional de Salud del Niño (INSN)-Breña.

¿Por qué son tan peligrosas?

Las pilas contienen metales pesados como níquel, cadmio, litio, mercurio, zinc, óxidos e hidróxidos. Estos objetos pueden producir reacciones químicas al estar en contacto con la mucosa y los fluidos del tracto digestivo del niño o niña.

De acuerdo con el Comité de Seguridad y Prevención de lesiones infantiles de la Asociación Española de Pediatría, las pilas de litio de 20 mm son las que más daño producen, debido a su mayor tamaño; al quedarse atascada en el esófago, produce en pocas horas quemaduras graves por las reacciones químicas. 

“Esto es grave, las pilas alcalinas van a perforar el esófago pasadas las 3 o 4 horas; por eso es importante llevarlos de inmediato al servicio de emergencia”, aseveró el doctor Talavera.

Por ello recomendó a los padres de familia no esperar a que el niño expulse la pila de manera espontánea porque podría tardar más de 24 horas, tiempo que sería perjudicial para la vida del menor por la toxicidad del producto. 

Signos de alarma

Al entrar en contacto con el tracto digestivo, dichas pilas empiezan a producir una reacción química que provocaría algunos síntomas como: dolor de garganta, tos, fiebre, salivación excesiva y dificultad para tragar. 

¿Darle algo para que expulse la pila?

No es recomendable darle de comer, beber, inducir al vómito o administrarle laxantes. En estos casos, lo más importante es llevarlo a un hospital para que el médico proceda a retirar la pila del organismo previos exámenes radiológicos a fin de ubicar dónde se encuentra exactamente.

El especialista del INSN-Breña pidió a los padres de familia no dejar objetos pequeños al alcance de los niños que, de tragárselos o atragantarse con ellos, podrían causarles graves daños en su salud. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here