SIN INTELIGENCIA

0
786

Keiko pone trabas al adelantó de elecciones

Jefe de la Dini se estrenó en enero con estropicio estudiantil en San Marcos.

El sábado 21 de enero, un grueso contingente policial ingresó al campus de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos (UNMSM- ubicado en la avenida Germán Amezaga N° 375, Cercado de Lima- donde información de Inteligencia aseguraba que se habían refugiado terroristas reciclados y agitadores sociales llegados de provincia para la denominada ‘Toma de Lima’.

En base a información clasificada, tanquetas de la Policía Nacional trajeron abajo las rejas del campus y detuvieron a 193 personas que pasaron la noche en la sede de la Dirección de Investigación Criminal (Dirincri). El domingo 22 de enero, tras permanecer 30 horas detenidas, 192 personas fueron puestas en libertad y solo una quedó detenida porque tenía requisitoria.

¿De dónde procedió la información que llevó al gobierno de Dina Ercilia Boluarte Zegarra (60) a vulnerar la autonomía universitaria, consagrada en la Constitución Política y la Ley N° 30220? Fuentes gubernamentales señalan que todo habría partido de la Dirección Nacional de Inteligencia (Dini), en la que Roger Arista Perea figura como titular.

Este personaje fue nombrado como Director de Inteligencia Nacional a través de la Resolución Suprema Nº 003-2023-PCM, fechada el 4 de enero del 2023, en reemplazo de Juan Carlos Liendo O’connor, un personaje que trabajó en los servicios de inteligencia peruanos entre los años 1991 y 1998, durante el gobierno de Alberto Kenya Fujimori Inamoto (84).

Aquí una atingencia: luego de la desactivación del Servicio de Inteligencia Nacional (SIN), el 5 de junio de 2001 se expidió la Ley Nº 27479 que creó el Consejo Nacional de Inteligencia (CNI) y la Dirección Nacional de Inteligencia Estratégica (Dinie). Estos organismos también fueron disueltos con la Ley N° 28664 que creó el actual Sistema de Inteligencia Nacional (Sina) y la Dirección Nacional de Inteligencia (DINI).

Pero la intervención a la Universidad San Marcos trajo cola, pues el martes 24 de enero, el Ministerio Público abrió una investigación preliminar contra el ministro del Interior, Vicente Romero Fernández (67), como presunto autor del delito de omisión de actos funcionales en agravio del Estado, debido al operativo policial realizado en el claustro universitario.

El jueves 26 de enero, el partido Fuerza Popular de la ex candidata presidencial Keiko Sofía Fujimori Higuchi (47), había pedido al Congreso de la República adelantar las elecciones generales para este año 2023, pero el jefe de Gabinete, Luis Alberto Otárola Peñaranda (55) le salió al paso para descartar esa posibilidad, porque- según dijo- el proceso no sería transparente.

La cereza de la torta la puso en esta semana movida la presidenta Dina Ercilia Boluarte Zegarra (60), quien el viernes 27 de enero hizo un llamado al Parlamento para que fije la ‘hora y fecha’ de las nuevas elecciones y acabe con el zarandeo político que hasta el momento ha cobrado la vida de más de 50 peruanos.

‘Que se adelanten las elecciones a la fecha y hora que el Congreso diga. Inmediatamente, nosotros, desde el Ejecutivo, estaremos convocando a esas elecciones. Nadie tiene ningún interés de aferrarse al poder’, manifestó, en lo que pareció un desesperado intento por soltar la papa caliente que tiene entre sus manos desde el miércoles 7 de diciembre del 2022.

Mientras esto ocurría en Lima, en algunas localidades del interior como Huancavelica pobladores bloqueaban la Carretera Central, a la altura de La Oroya, y manifestantes de Madre de Dios quemaban motos en la puerta del Gobierno Regional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here