TODOS CONTRA COLCHADO 

0
35

Al descubierto campaña contra valiente policía 

Oficialismo, fujimorismo y sus satélites lanzan todo tipo de acusaciones contra coronel que dirigió investigaciones de Diviac a corruptos 

En el turbio panorama político del Perú, donde la corrupción se teje como una telaraña impenetrable, emerge la figura del coronel Harvey Colchado, un hombre recto e incorruptible que osó desafiar al poder establecido. Su impecable labor al frente de la División de Investigación de Delitos de Alta Complejidad (Diviac) lo llevó a desenmascarar las maquinaciones de figuras encumbradas, desde la mismísima Keiko Fujimori hasta la cuestionable Dina Boluarte. 

Sin embargo, su valentía no ha quedado impune. Como un ave fénix que renace de las cenizas, la corrupción ha alzado vuelo una vez más, esta vez en forma de represalias contra el íntegro coronel. Una campaña orquestada desde las altas esferas, con el ministro del Interior Juan José Santiváñez, ávido de cámaras, y la congresista Patricia Chirinos, plagada de cuestionamientos, a la cabeza, busca silenciar a Colchado y desmantelar su legado. 

Acusaciones infundadas, procesos disciplinarios y hasta amenazas de muerte son las armas que estos personajes sin escrúpulos esgrimen para doblegar al coronel. Incluso se han atrevido a acusarlo de difamación, una burla a la justicia cuando él solo ha sido la voz de los que no la tienen. 

Obligado a separarse de su familia para protegerlos, Colchado se enfrenta a esta tormenta en solitario, pero no con resignación. Su espíritu inquebrantable y su compromiso con la verdad lo sostienen en medio de la adversidad. 

Las artimañas de sus detractores no solo buscan desacreditar a Colchado, sino también desmantelar la Diviac, bastión de la lucha contra la corrupción. Argumentando “operaciones sospechosas” e irregularidades presupuestarias, buscan debilitar a esta unidad policial y allanar el camino para sus oscuros propósitos. 

En este juego de poder y sombras, el Congreso de la República se suma a la embestida contra Colchado. Patricia Chirinos, con su habitual afán de protagonismo, encabeza una investigación sobre presuntas irregularidades financieras en la Diviac, una maniobra que solo busca desviar la atención de los verdaderos actos de corrupción que ella misma encubre. 

Lo último ha sido una carta notarial que le ha mandado Santiváñez, donde le exige rectificarse en un máximo de 24 horas, amenazándolo con querellarlo si no lo hace. Lo ridículo es que el policía nunca habló contra él en medios de comunicación, sino que simplemente pidió autorización a su comando para responder a lo que él considera falsas imputaciones del ministro. 

Mientras tanto, el pueblo observa con recelo este espectáculo grotesco. La sombra de la duda se cierne sobre las instituciones y la fe en la justicia se tambalea. Sin embargo, en medio de la oscuridad, la figura de Harvey Colchado brilla con fuerza, un faro de esperanza que recuerda que, incluso en los momentos más difíciles, la verdad siempre encuentra su camino. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here