UN EMPATE A GANADORA

0
1518

The presidential candidate for the "Fuerza 2011" partyA las 9: 01 minuto de la noche,  la  Oficina Nacional de Procesos Electorales, ONPE, dio sus resultados procesados al 36.1% y contabilizados al 35.6%: Pedro Pablo Kuczynski: 50.58% y Keiko Fujimori: 49.42%. Canal 9 transmitía en vivo su programa Día D, conducido descaradamente parcializada a favor de PPK por Pamela Vértiz, que tenía como únicos invitados a Mercedes Aráoz Y Martín Vizcarra, primera vicepresidenta y segundo vicepresidente de PPK. En la transmisión en vivo al retornar del informe de la ONPE la expresión de sus rostros desencajados y taciturnos me dio la certeza de que el empate técnico sin duda, con el paso de las horas se iba a inclinar a favorecer a Keiko Fujimori. No atinaban a expresar una idea coherente a lo largo de varios segundos, los resultados oficiales de la ONPE les habían caído como un baldazo de agua helada. Sus semblantes eran totalmente desencajados, incluidos los de la conductora,  como que esperaban un resultado sustancialmente favorable. Las cifras oficiales simplemente les estaban confirmando que no habían ganado nada. Así de simple y contundente. El 1.20 de diferencia no les asegura a ellos, ni a nadie, en una competencia electoral, victoria alguna, por el contrario les anuncia una derrota en ciernes, sobre todo por la experiencia de elecciones pasadas.

A las 10:18 de la noche del mismo domingo, la Onpe dio los resultados al 51.5%, adjudicando a Kuczynski Godard el 50.59% de los votos válidos y a Fujimori Higuchi el 49.41%. La diferencia seguía siendo de 1.1 y la incertidumbre continuaba en ambas tiendas políticas.

Entrar en detalles para analizar el resultado de las principales tres encuestadoras que lanzaron sus cifras boca de urna sería caer en el juego de la especulación irresponsable. A juzgar por las experiencias vividas en materia electoral con resultados similares es muy probable que Keiko Fujimori en el momento que usted lea estas líneas haya superado  a PPK de manera  sustancial, firme y definitiva.

Es innegable la desesperación y la intervención antidemocrática con tufo dictatorial estafador del gobierno por intentar cerrarle el paso a la victoria electoral a Keiko Fujimori, y que será motivo de investigación profunda y denuncia ante las autoridades internacionales respectivas, por la orden de impedimento al voto de la Policía Nacional del Perú, derecho que si se les permitió en la primera vuelta. Actos como estos reflejan el miedo y la intención de poner zancadillas a la expresión de la voluntad popular de los peruanos, por parte del gobierno encabezado por el presidente Ollanta Humala y secundado por la influencia  gubernamental de la primera dama Nadine Heredia. Ambos personajes han estado interviniendo en la campaña electoral  en contra de la candidatura de Keiko Fujimori con la única explicación lógica de un gran temor a que de ascender al poder, la candidata Fujimori, fortalezca y de amplias facultades y facilidades al Poder Judicial para investigar a fondo las graves denuncia de corrupción que apuntan a la pareja presidencial. He ahí sus grandes temores y  la motivación de su animadversión ante la inminente preferencia electoral para el cargo presidencial.

En las pasadas elecciones a la alcaldía, Lourdes Flores Nano se fue a dormir con un punto de diferencia a su favor y amaneció con la derrota como café de la mañana. Lo mismo va a suceder con PPK pues  si bien es cierto en dos de las tres encuestadoras salió favorecido por mínima diferencia esta se ha ido acortando con el transcurso de las horas, reafirmándose con los últimos resultados.

Hay un bolsón importante que aún no ha sido contabilizado por la ONPE y este es el voto rural, el voto alejado que aún no llega al conteo oficial. Por la magra diferencia, la batalla es voto a voto y está en las manos de los personeros quienes  tienen que imponer su carácter y  conocimiento para hacer respetar la voluntad popular al milímetro, puesto que la diferencia entre ambos candidatos al cierre de esta edición es sólo de un promedio de 200 mil votos, en una población electoral de de mas de 22 millones es una minucia. Y aún falta el voto electoral del extranjero. Estaremos expectantes y animosos para confirmar la tendencia a la victoria de un primer empate técnico propiciado por la mano negra de un gobierno corrupto que no quiere ser investigado por la primera fuerza popular electoral del Perú. Hasta mañana mis amigos leales de la Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here