Atlético de Madrid vs Barcelona: Día y hora de este crucial partido

0
88

El encuentro se disputará por La Liga Española.

Barcelona y Atlético de Madrid

Barcelona y Atlético de Madrid

    

La última visita del Barcelona al Cívitas Metropolitano, el 0-1 del 8 de enero de 2023, también fue la última derrota como local en LaLiga EA Sports del Atlético de Madrid, enfrentados este domingo en una encrucijada, entre la ilusión borrosa por la cima azulgrana, el rearme de los dos, la obligación de la Liga de Campeones, la duda de Antoine Griezman y el reencuentro de Joao Félix con Diego Simeone.

Europa ha sido un impulso esta semana. Para el Barcelona, vencedor por 3-1 sobre el Nápoles, a la espera del París Saint Germain. Y para el Atlético, cuyo magnífico esfuerzo y partido del miércoles levantó el 1-0 al Inter, lo remontó y lo doblegó en los penaltis, tras más de dos horas de conmovedor esfuerzo, a tan solo 93 horas de otro partido imponente.

Mientras aguarda el conjunto rojiblanco al Borussia Dortmund, su adversario en los cuartos de final del máximo torneo europeo, LaLiga es una historia diferente para él, desplazado de forma definitiva de la competencia por el campeonato, en la que aún sobrevive, al menos aparentemente, el Barcelona, tan necesitado de victorias propias como de derrotas del Real Madrid.

El Metropolitano marca sus futuros en el campeonato: el Barça, seis puntos por encima, definirá si está para sentirse aún con alguna opción por LaLiga o para competir sólo por la Liga de Campeones; el Atlético determinará si conserva su condición de favorito por una plaza en la próxima Champions y aspira a la Supercopa de España, o si enreda aún más su competencia directa con el Athletic Club por la cuarta posición. Todo pasa por ganar.

En dos estilos tan diferenciales de palabra en el pasado y en una distancia más que difusa sobre el terreno en el presente, Simeone ha perdido todos sus duelos con Xavi Hernández. Los cuatro enfrentamientos desde el que segundo tomó el mando del Barcelona. Los últimos tres se resolvieron por una mínima diferencia del 1-0. El otro, 4-2 en el Camp Nou.

No hay matices en el Metropolitano, la fortaleza del Atlético de Simeone. Un despropósito desde noviembre como visitante, con tan solo una victoria en sus últimos nueve desplazamientos ligueros, en casa es el mejor de LaLiga: ha ganado 40 de los 42 puntos, con 13 victorias y tan solo un empate. Más allá, desde la derrota del 8 de enero con el Barcelona, son 23 triunfos y dos igualadas en 25 duelos ligueros al lado de sus aficionados.

Es un estadio volcánico, encendido de nuevo por la apoteosis contra el Inter, con un equipo casi implacable, que, entre todas las competiciones, a lo largo de sus últimos 32 partidos al calor de sus hinchas, sólo perdió uno, contra el Athletic en las semifinales de la Copa del Rey, cuando propuso 20 tiros y no marcó ninguno. Es la única excepción en su campo.

Aún sin Thomas Lemar ni José María Giménez, las dos bajas por lesión, a las que se ha sumado Mario Hermoso, y pendiente de Antoine Griezmann y la recuperación de sus futbolistas tras el sacrificio tremendo que exigió eliminar al Inter el pasado miércoles, el once de Simeone es una incógnita, aunque no cambiará mucho al último encuentro.

Por ahí, Reinildo Mandava, en el lugar de Mario Hermoso, y quizá Memphis Depay, que irrumpió con toda la fuerza en un papel decisivo ante el Inter, y Pablo Barrios aparecen como modificaciones posibles en la alineación de este domingo, en la que previsiblemente se mantendrá la base de Jan Oblak, Axel Witsel, Samuel Lino, Rodrigo de Paul, Koke Resurrección o Marcos Llorente.

Enfrente, el Barcelona respira después de sacar adelante el encuentro ante el Nápoles, un partido que les permitió equilibrar su presupuesto europeo, pero sobre todo volver a creer en sí mismos.

Ofrecieron los azulgrana un encuentro solvente, donde volvieron a brillar los jóvenes Pau Cubarsí y Lamine Yamal, en el que el héroe inesperado fue Sergi Roberto y su asistencia para dinamitar el partido, un choque en el que fue diferencial Ilkay Gundogan.

Pero también un duelo en el que apenas participó Joao Félix, que vuelve este domingo al Metropolitano, para afrontar “un partido importante y picante” de los que asegura que le motivan más, según comentó en declaraciones a ‘Dazn’.

Cedido hasta final de temporada y con un rendimiento un tanto irregular, el portugués fue protagonista en el partido de ida, con un tanto soberbio que decidió el encuentro. Después se subió a la valla de publicidad, abrió los brazos, señaló al cielo, se dirigió a la afición con el puño en alto y besó el escudó de su camiseta.

Que Joao Félix juegue será una decisión de Xavi, que prefiere últimamente el desborde y, sobre todo, la capacidad de sacrificio de Raphinha al juego del portugués.

El partido ante los atléticos es una buena oportunidad para los azulgrana de reivindicarse. Están seis puntos por encima de los colchoneros y no pueden ceder más si quieren apretar la cabeza de la tabla, dominada por el Real Madrid y con el Girona como alternativa.

La duda es la irregularidad de los catalanes, que pueden firmar partidos convincentes, como ante el Nápoles, y depresivos como el empate sin goles en San Mamés, en un partido sin alma protagonizado por los de Xavi Hernández.

Los barcelonistas, que han recuperado cierta solvencia en defensa, tienen a Pau Cubarsí y Jules Kounde en un gran momento, y Joao Cancelo, que se ha hecho con el lateral izquierdo ante la baja de larga duración de Alejandro Balde, anotó un tanto en el 3-1 ante los napolitanos.

Uno de los secretos de este Barça en este periodo de temporada es la presencia de Andreas Christensen como mediocentro, en una posición en la que ha equilibrado al equipo, después del intento fallido al inicio del curso con Oriol Romeu.

Ante el Atlético, Xavi podría recuperar a Marcos Alonso y a Ferran Torres, aunque difícilmente contará con ellos para el once inicial, en el que podría repetir la misma alineación que ante los napolitanos o bien situar a Joao Felix por Raphinha en la banda izquierda.

Siguen de baja Frenkie de Jong y Pedri en la medular, además de las ausencias de larga duración de Gavi y de Alejandro Balde.

Alineaciones probables:

Atlético de Madrid: Oblak; Llorente, Savic, Witsel, Reinildo, Lino; De Paul, Koke, Barrios; Griezmann o Morata y Memphis o Morata.

Barcelona: Ter Stegen; Koundé, Araujo o Íñigo, Cubarsí, Cancelo; Christensen, Gundogan, Fermín; Lamine, Lewandowski y Raphinha o Joao Felix.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here