El perdurable legado de John Lennon tras 43 años de su muerte

0
6
ANDINA

Un 8 de diciembre de 1980 mientras retornaba su hogar, que compartía con el que fue el amor de su vida Yoko Ono, John Lennon fue asesinado por un desiquilibrado Mark David Chapman.

La noticia remeció al mundo y sus fans no podía creer su tan temprana desaparició que, según se conoció estuvo planeándose por años por parte de  su asesino,

Así el más icónico y popular de los Beatles partió a la eternidad dejando sin posibilidad de más trabajos musicales para el mundo, aunque ya The Beatles hacía años que se había separado.

Poco se sabía el día del crimen de Mark David Chapman, quien luego confesaría que había querido atentar contra el músico antes pero que su cobardía lo detuvo, sin embargo tras ser, como narró antes las autoridades, impulsado por voces de personas imaginarias ejecutó su acto criminal.

Los investigadores señalaron que Chapman creía “tener el poder de un dios” de su lado.

El odio del asesino de Lennon se debía además a su fanatismo religioso, ya que consideraba que el artista se creía más poderoso que Dios. Incluso llegó a calificar de “farsante” al artista, tras sacar a la luz el tema “Imagine”.

Esas y otras razones llevaron, según dijo Chapman a “castigarle”.

El asesinato se produjo cuando Lennon y Yoko Ono regresaban luego de una jornada en los estudios de grabación en la puerta del edificio donde el artista residía.

Horas antes, Chapman había sostenido un breve encuentro con Lennon a la salida de su casa y hasta el artista le firmó un disco, que luego se convertiría en la última copia autografiada del músico y que se subastaría por más de medio millón de dólares.

Hoy Chapman sigue cumpliendo condena y aunque ha pedido que le revisen la pena eso al parecer no será posible.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here