Esperanzas de vida se acortan con la artritis reumatoide

0
2208

14-1 (21)

La artritis reumatoide podría aumentar el riesgo de muerte prematura en hasta un 40 por ciento, y los problemas cardiacos y respiratorios serían los que más habitualmente contribuirían a la reducción de la esperanza de vida, según un estudio reciente.

Una de las causas principales de fallecimiento entre las personas que murieron por problemas respiratorios fue la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), informaron los investigadores.

Los hallazgos dan nuevas evidencias que respaldan a las investigaciones anteriores que sugerían que había una asociación entre la artritis reumatoide y el aumento del riesgo de muerte prematura, e indicaron que existe la necesidad de que los médicos monitoricen de cerca a estos pacientes, aseguraron los autores del estudio.

Pero el estudio solamente mostró una asociación, y no una relación de causalidad, entre la artritis reumatoide y el riesgo de muerte prematura.

La artritis reumatoide es un trastorno autoinmune en el que el sistema inmunitario del cuerpo ataca a las articulaciones, lo que produce dolor e hinchazón. Aproximadamente 1.3 millones de personas en Estados Unidos tienen artritis reumatoide, y de ellas, casi el 75 por ciento son mujeres, según el Colegio Estadounidense de Reumatología (American College of Rheumatology).

Para realizar el estudio, los investigadores del Hospital Brigham and Women’s de Boston analizaron los datos de 964 mujeres con artritis reumatoide que participaron en el Estudio de la salud de las enfermeras, y los compararon con los de mujeres que no tenían dicha enfermedad. El estudio ha dado seguimiento a más de 100,000 enfermeras registradas desde 1976.

“Los estudios previos han sugerido que la artritis reumatoide podría asociarse con un aumento de la mortalidad, pero no pudieron controlar otras variables, como por ejemplo fumar, que afectan tanto el riesgo de artritis reumatoide como de mortalidad”, dijo el Dr. Jeffrey Sparks, autor para la correspondencia del estudio. Sparks forma parte de la división de reumatología, inmunología y alergias del hospital Brigham and Women’s de Boston.

 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here