Grecia vigila sus fronteras

0
1744

La oleada de migrantes del verano tomó por sorpresa al ministerio de Política Migratoria.

NOTA 2 GRECIA

Grecia se centra en el control de las fronteras aprovechando la llegada de menos migrantes en invierno, pero sigue aprisionada entre los acuerdos de Schengen sobre la libre circulación, y los de Dublín, que obligan a los refugiados a pedir asilo al país al que llegan. En el verano superaban las tres mil personas diarias, en llegar a las islas del Mar Egeo, saturadas pues la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) registró 18 mil 600 llegadas en los 11 primeros días de 2016. En esta etapa de invierno, tomarán medidas preventivas.

Según un responsable local, los desembarcos cayeron a 400 o 500 por día en Lesbos, en la primera etapa en 2015 del periplo por Europa para la mayoría de las 850 mil personas, de las cuales más de 475 mil son sirios que optaron por entrar en la UE por Grecia. “Por el momento, la situación es gestionable”, afirma ahora el ministerio de Política Migratoria.

Con la ayuda de 293 guardias fronterizos europeos desplegados en las islas por la agencia europea de vigilancia de las fronteras (Frontex), el país registra y selecciona sistemáticamente a los migrantes, pues separa a los refugiados autorizados a proseguir su ruta de los irregulares, devueltos a sus países de origen.

El país se vio amenazado de expulsión del espacio Schengen por la Unión Europea (UE), preocupada por los atentados de París y dividida por el alcance del fenómeno migratorio. En respuesta, ha puesto en funcionamiento en Lesbos el centro de recepción y registro de Moria, el primero de los cinco “hotspots” que el país se ha comprometido a instaurar antes de finales de enero, según una fuente policial.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here