Instagram electoral, encuestas e inmadurez política

0
2542

Contienda ElectoralSi hubiera forma de fotografiar el espectro electoral del Perú en estos momentos, de seguro tendríamos la imagen del popular plato “siete colores” de nuestra culinaria callejera. La mezcolanza política-electoral ocasionada principalmente por los partidos y movimientos de baja aceptación y el temor de quedar por debajo de la valla electoral, ha ocasionado una virulenta ola de alianzas y agrupaciones con matices inesperados e ideológicamente policromos. Las uniones electorales, de la manera improvisada y apurada como se han dado, solo debilitan el entorno democrático, creando la sensación de inestabilidad. Como si esto fuera poco, la composición y recomposición de las diversas planchas presidenciales ha agregado su dosis de estrés y confusión electorera. Los nombres de los miembros de la fórmula presidencial se barajan como si fueran naipes de un juego de cartas rotativo y algunas veces incoherente. Todo ello movido por buscar los nombres con mayor atractivo electoral en la desesperación de asegurar la victoria.

Hay algo que me parece censurable, que deseo compartir con mis lectores, y es que percibo un ánimo exageradamente complaciente en algunos partidos políticos, en cuanto al contenido de sus discursos, en los que se esfuerzan en decir lo que creen que el pueblo quiere escuchar. Eso no me parece correcto, pues las ideas y los planes de gobierno no se pueden basar en el agrado popular. Se deben sostener en lo que más le conviene al país, según la coyuntura económica mundial y lo que sería más útil para mejorar la situación de pobreza, inseguridad y deterioro social de las grandes mayorías. Es politiquería barata e interesada preparar discursos y adecuar planes de gobierno en base a medidas populistas. Es falta de sinceridad y honestidad escribir un plan de gobierno con la idea de seducir al elector para que vote por el candidato de ese plan de gobierno. Eso es irresponsabilidad política. El pueblo debe aprender a dilucidar esto y rechazarlo rotundamente en las urnas.

La fotografía del momento, en mi opinión, revela un clima de inestabilidad electoral preocupante. Enmarcadas por la presión que ejercen las encuestas sobre los candidatos y partidos políticos. El día de hoy, por ejemplo, deben aparecer nuevas encuestas, el resultado de ellas provocará de seguro reacciones instantáneas en los postulantes a la presidencia. Lo cual se ve reflejado en sus declaraciones agresivas provenientes de uno y otro lado, con la intención de acortar o alejar distancias porcentuales entre ellos. La política, los candidatos y el clima electoral no pueden ser manejados por el resultado de una medida de opinión o intención de voto. Eso denota inmadurez e inseguridad política que es proyectada a la opinión pública.

Es importante el papel orientador de los medios de comunicación para traducir los mensajes de esta contienda electoral con la intención de provocar un pensamiento objetivo del momento político que se vive, con la intención de inspirar el análisis político individual del elector. Provocar la discusión política en pro de la observación de las propuestas de la manera más inteligente posible. Desarraigar el voto de revancha o el voto de convicción para cambiarlo por el voto pensante y moderno, apartado de las pasiones de simpatía partidaria.

Tal vez esto aún no se dé en estas justas electorales presidenciales del próximo año, pero ello no significa que debamos bajar la guardia, ni dejar de insistir y trabajar en conseguir la madurez electoral que tarde o temprano nos encaminará por la senda del fortalecimiento democrático que tanto necesita el Perú. Hasta mañana, mis amigos de Primera.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here