Izquierda obsoleta

0
3592

Editorial

La izquierda peruana ha venido dando tumbos en una penosa decadencia en los últimos años. Su representación popular se encuentra en estos momentos, en mi opinión, en la mínima expresión. Su relación directa con el pensamiento comunista que enarbolaba la sangrienta bandera del terrorismo ha sido la principal causante de su relego en las tendencias de preferencia política popular. Los otros culpables son los opulentos caviares que ideológicamente se presentan como gente de izquierda, defensora de los intereses de las clases más oprimidas y luchadores por las causas laborales del proletariado. Sin embargo, la harta legión de caviares viven al más fino estilo burgués. En resumen, puedo afirmar que los terroristas y los caviares son los culpables de la decadencia de la izquierda peruana.

Los lemas y las acciones anti-todo de la izquierda peruana a través de los años terminaron por decepcionar a las clases más oprimidas y descuidadas por el Estado. Una penitente militancia en un movimiento o partido de izquierda, que estaba en contra de todo y que culpaba al rico de la pobreza del pobre, fue reemplazada por el espíritu emprendedor del militante izquierdista desvalido. Que al final se dio cuenta que nadie lo iba a sacar de su pobreza sino él mismo, trabajando para él, haciéndose de un capital y reinvirtiéndolo para su beneficio personal y familiar. Militar en la izquierda para vivir protestando y marchando por las calles, esperando que el Estado los favorezca directamente en algo, es un método que dejó de funcionar para convertirse en una pérdida de tiempo.

La violencia comunista relacionada directamente a la izquierda, los metió en el mismo costal con Sendero Luminoso y el MRTA. Lo trágico es que dentro del mismo costal sí hubo militantes de la izquierda participando activamente en la sangrienta “guerra popular”. Todo ello ha ocasionado que la aprobación pública y su gran masa de camaradas y correligionarios los abandone y coloque sobre los izquierdistas y sus movimientos una pesada lápida.

Los caviares son una especie incombustible, que tienen la habilidad para llenarse de títulos, en base a becas financiadas por los países ex comunistas y pro izquierdistas, acumular diplomas y especialidades para terminar no produciendo nada. Son eximios elaboradores de proyectos y estudios estupendos que solo funcionan en el papel. Pues ninguno de ellos es capaz de llevarlos a la práctica. Sociólogos, politólogos, consultores, investigadores, miembros de una gran cofradía que se contratan entre ellos con jugosos salarios para vivir viajando por el Perú y el mundo sin promover absolutamente nada bueno. Son ellos los que, recibiendo dos o tres sueldos de diferentes “trabajos”, se resisten a renunciar a los cargos políticos de la izquierda peruana en salvaguarda de sus intereses “profesionales”.

En conclusión, la decadencia de la izquierda peruana es exclusiva culpa de ellos mismos. El pensamiento obsoleto de la izquierda basado en dogmas que no funcionaron ni en la cuna de los países que los engendraron, es causal de la falta de interés de los jóvenes por esta línea política. De no modernizarse y modificar el pensamiento izquierdista en base a una realidad nacional propia, los condena la extinción total. Los intentos por unir a una izquierda débil y dispersa obedecen también a la falta de liderazgo sustentada en la ausencia de una nueva teoría de izquierda. El internet y la globalización están sepultando viejas doctrinas políticas incentivando a la individualidad de pensamiento, asumiendo como credo el progreso personal en base al capital y al trabajo. No dejando espacio para nada más. Hasta mañana, mis amigos de Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here