La Gran Noche del Caballo Peruano de Paso se vivirá este 22 de junio

0
30

    

La Gran Noche del Caballo Peruano de Paso se vivirá este 22 de junio y estará engalanada por la cantante nacional Fabiola de la Cuba, la gran poeta peruana Mariana Flóres Carrulla y la reconocida amazona Claudia Arbulú a la cabeza de valientes amazonas y diestros chalanes en una propuesta cultural de Andares & Andares.

El espectáculo de luz y sonido que envolverán el garbo y la belleza de nuestro Caballo Peruano de Paso se llevará a cabo  en la Escuela de Equitación del Ejército de La Molina, una propuesta a ritmo de marineras y otros géneros musicales del Perú.  

Frida Ayala, responsable de esta puesta y gran aficionada y difusora de la raza, menciona su entusiasmo por el desarrollo de este homenaje “recuerdo esas noches que observaba llena de admiración, quedaba prendada de esas noches majestuosas donde el caballo de paso era el protagonista; hoy deseo que los peruanos tengan la oportunidad de apreciar y disfrutar tanto o más.”

Símbolo de peruanidad

Nuestro Caballo Peruano de Paso, Patrimonio Cultural de la Nación, única raza equina reconocida por ley y producto bandera, es todo un símbolo de peruanidad, nada menos considerado en el mundo como el animal de silla más suave.

El evento convocará a maestros entrenadores, talabarteros y demás artesanos peruanos, toda la parafernalia que acompaña por siempre a nuestro noble caballo, así como al pisco añejo y gastronomía local.

Un espectáculo que muestra, nuestra cultura y tradiciones, lo que genera el sentido de pertinencia hacia la Nación, contribuyendo sin duda a fortalecer la identidad nacional.

Se trata de una raza equina oriunda y única formada luego  de un  proceso de crianza y selección que llevó varios siglos, adaptado y hecho en nuestra accidentada geografía, logrando un equino suave al andar gracias a la ambladura.

Al mismo tiempo levanta el pie y la mano de un mismo lado, esa lateralidad natural de su paso; pudiendo cabalgar  con comodidad grandes distancias,  sintiéndonos cómodos, con el placer de ir montados sobre un animal con fortaleza y energía constante, producto de su brío interminable, sin dejar de ser elegante.

Elogiado por dignatarios y personalidades que visitan nuestro país y han sido testigos de su cautivante desplazamiento suave, llevándolo al jinete como dice las letras de la canción Cómplice Silencioso “te va llevando sin saltos como arrullando el alma”; esa virtud lo hizo un caballo de trabajo compañero del hombre agricultor durante muchos años, ayer un caballo de trabajo, hoy de concursos y cabalgatas.

Sus orígenes de nuestro Embajador silencioso se remontan a la época de la Conquista. Los ascendientes de estos ejemplares fueron embarcados en Sevilla, en San Lúcar de Barrameda y en Cádiz, en el siglo XVI, y por ello se sabe que proviene del caballo Andaluz la más antigua de las razas y del Berebere del Norte de África.

Recordemos que la célebre cantautora Chabuca Granda escribió en su emblemática canción “José Antonio” sobre el caballo de paso lo siguiente: “Mientras corre la mañana /su recuerdo juguetea / y con alegre retozo el caballo pajarea / fina garúa de junio / le besa las dos mejillas / y cuatro cascos cantando / van camino de Amancaes.”

Este 22 de junio, uno de nuestros más emblemáticos símbolos nacionales está de fiesta, La Gran Noche del Caballo Peruano de Paso,.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here