Más de 5 mil partos en posición vertical se atendieron en Lima en el 2015

0
2199

14-1

Más de 64 mil partos institucionales (llevados a cabo dentro de un establecimiento de salud) se atendieron en los diversos hospitales y centros maternos infantiles de Lima Metropolitana, de los cuales más de 5 mil fueron partos verticales, lo que representa al 7.92% del total, según reveló el Ministerio de Salud (Minsa), a través del Instituto de Gestión de Servicios de Salud (IGSS).

Ello, luego de monitorear las atenciones brindadas en los 15 establecimientos de salud del primer nivel de atención del Minsa en la ciudad capital, desde inicio de año hasta la primera quincena de diciembre pasado.

Se denomina parto vertical por la forma cómo se coloca la gestante para que nazca su bebé, puede ser de pie, sentada o en cuclillas, mientras que el personal de salud se ubica delante o detrás de la madre para atenderla. Esa posición permite a la criatura orientarse al canal del parto facilitándose su nacimiento y disminuyendo los traumatismos en el recién nacido.

El Instituto Nacional Materno Perinatal (INMP) del Minsa, brinda ese servicio desde el 2007 y hasta la fecha han atendido más de 3,600 partos verticales, con el objetivo de incrementar el parto institucional y disminuir la tasa de mortalidad materna.

El otro grupo de partos verticales se realizaron en los Centros Maternos Infantiles de Pucusana, San Bartolo, San José, César López Silva, José Gálvez, San Genaro de Villa, Villa María del Triunfo, Portada de Manchay, Ollantay en Lima Sur.  En tanto, los sureños, Zapallal y Ancón en Lima Norte. También en el Centro de Salud Piedra Liza, Santa Anita, San Fernando, Chaclacayo y Hospital Huaycán en Lima Este.

La costumbre del parto vertical se mantiene en nuestro país con mayor incidencia en las poblaciones de la sierra y selva. La misma que fue impulsada a través de la publicación de la Norma Técnica N° 033- MINSA/DGSP-V.01, para la atención del parto vertical con adecuación intercultural, emitida por el Ministerio de Salud en el 2005. Se busca brindar una atención efectiva, con calidad y calidez.

La posición vertical utilizada desde tiempos ancestrales por diversas culturas, comienza a difundirse en países del occidente y toma mayor fuerza al conocerse sus ventajas por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Beneficios del parto vertical

El parto vertical permite una mayor oxigenación en la madre y en el bebé; reduce el periodo de dilatación, minimiza el dolor y acorta el trabajo de parto. También, reduce la posibilidad de desgarros para la madre. Además, gracias a la fuerza de gravedad, el bebé realiza una presión sostenida por salir.

Por otro lado, otorga a la madre mayor control del parto, reduciendo significativamente el trauma obstétrico y posibles alteraciones en la frecuencia cardíaca del bebé. Promueve una participación más activa de la pareja o familiar durante la labor de parto.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here