AL MARGEN DE LA GUERRA SUCIA

0
1803

EditorialEstamos a tiempo para mantener la calma y  mantenernos al margen de una guerra política mediática, con bombardeos sicosociales iniciados por los agentes allegados al candidato de la derecha peruana, que temeroso por el repunte en la preferencia popular de Keiko Fujimori ha caído en la desesperación por la batalla perdida y  acusa por encargo, desde las sombras con argumentos sin sustento, para intentar desestabilizar la confianza del pueblo elector. Una maniobra baja y repudiable desde todo punto de vista.

Hago un llamado al pueblo de buena voluntad para decirle que no debe dejarse sorprender por maniobras antidemocráticas nacidas desde la mentalidad delincuencial de quienes quieren alcanzar el poder  a costa de todo proceder. Si no tienen miramiento para actuar con calumnias para intentar de desacreditar a una candidata presidencial, de acceder al poder, ¿cuáles serán sus procedimientos e intenciones?. Sin duda los temores que los impulsan a actuar de  de manera tan baja deben ser inmensos.

Estamos a tiempo para recordar los errores latentes del pasado a los que nos han arrastrado los malos gobernantes y sus malas decisiones. Sus errores y malas acciones son consecuencia de la mala elección que la mayoría de peruanos hizo al momento de elegirlos como autoridades y darles el poder para dirigir el destino de nuestra Nación.

Seamos más reflexivos  para  asumir nuestra responsabilidad. El acto de elegir es un paso importantísimo que embarga ser consciente y consecuente con nuestras decisiones. Elegir y votar por un candidato no es un juego, como no lo es arriesgar la estabilidad y el futuro de nuestros hijos que son lo más valioso que un ser humano de mente sana pueda tener.

Estamos a tiempo para llamar la atención de las personas de nuestro entorno, ante la importancia del  acto electoral del próximo 5 de junio.  Hagamos de esta contienda una competencia por la mejor opción para el país, en un acto de responsabilidad y libre competencia, para optar por el mejor ciudadano, el mejor peruano, para que asuma la responsabilidad de conducir el timón de nuestra nación,  hacía un desarrollo constante y firme.

Seamos exigentes, busquemos la excelencia máxima en la persona que tendrá el honor y la responsabilidad de llevarnos a conocer el destino que nos espera. Renunciemos a la resignación mediocre de dejar hacer y dejar pasar. Renunciemos al ánimo de los becerros que siguen al grupo sin saber por qué. Renunciemos a la flojera mental de guiarnos por habladurías, renunciemos a votar por votar, hacerlo de este modo es jugar a la ruleta rusa, a una ruleta rusa que puede ser mortal. Pues una mala elección puede significar la diferencia en avanzar sobre lo que tenemos en busca de prosperidad, o perderlo todo.

Recordemos que los que votamos no vivimos de la política.  Los que votamos rechazamos la corrupción y somos ciudadanos honorables y honrados. Ciudadanos de Primera que merecemos al  mejor exponente de la renovada clase política.

Seamos consecuentes y valientes con el emblema de nuestra inclinación política, defendiendo lo que creemos y lo que pensamos sin tener vergüenza. Y no nos dejemos influenciar por supuestas “noticias” de última hora. Por que votar es un derecho y defender nuestro voto es un deber. Ya nos han enredado bastante, ya nos sabemos todos los cuentos, va llegando el momento  de tomar una decisión a conciencia. Se acerca la hora de dejar de votar a ciegas. Hora de demostrar que hemos aprendido la lección. Hasta mañana mis amigos de Primera.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here