DIOS ES PERUANO

0
87

Sin duda alguna Dios es peruano. Y lo digo luego de revisar la previsión del Fondo Monetario Internacional (FMI) para el año 2025 en la que se menciona que la economía de nuestro país apunta a una expansión del 2.7%. Es impresionante como después de los avatares políticos a los que ha estado sometido el Perú en los ultimos años la economia se mantenga en enrumbada positivamente. Y es que el hecho que el calentamiento del mar, a causa de la Corriente de El Niño, haya sido enfriado por una sorpresiva Corriente de La Niña, evitándonos de esta manera grandes catástrofes como inundaciones y huaycos, así como graves problemas de salud pública y consecuentes problemas económicos, nos demuestra una vez más que el creador usa nuestra blanquirroja como camiseta . Pero el milagro económico peruano, como algunos economistas internacionales han empezado a llamarlo va más allá pues el FMI señala que laconomía peruana crecerá 2.5% este año.

El organismo internacional destacó en su último reporte que solo Uruguay (3.7%), Perú (2.5%) y Colombia (1.1%) mejorarían los datos obtenidos en el 2023.

Resaltó, asimismo, que Venezuela experimentará la mayor alza de su producto en el 2024 (4%). También destacan Paraguay (3.8%), Brasil (2.2%), Chile (2%), Bolivia (1.6%), Ecuador (0.1%), mientras que Argentina registrará una caída de 2.8%.

“Salvo Argentina, no hay ningún país sudamericano que aparezca en negativo durante el presente ejercicio”, resaltó el FMI.

Para el próximo año, el FMI espera los siguientes resultados económicos: Argentina (5%), Paraguay (3.8%), Venezuela (3%), Uruguay (2.9%), Perú (2.7%), Colombia (2.5%), Chile (2.5%), Bolivia (2.2%), Brasil (2.1%) y Ecuador (0.8%).

En enero se atribuyó la disminución del ritmo de crecimiento de Latinoamérica y el Caribe para el 2024 a la caída de la economía argentina. Sin embargo, para el 2025 se espera una expansión de 5%. En este caso, las cifras difundidas este mes por el FMI no modifican los pronósticos de entonces.

El organismo, dirigido por la búlgara Kristalina Georgieva, que difundió estas cifras en el marco de las reuniones de primavera que celebra el FMI con el Banco Mundial esta semana en Washington, proyecta que el producto bruto interno (PBI) de Sudamérica pasará de 1.5% en el 2023 a 1.4% en el 2024 y 2.7 % en el próximo año.

En el caso de Centroamérica, el FMI considera que habrá una desaceleración desde un nivel de expansión de 4.2% en el 2023 hasta 3.9% y 3.8% en el 2024 y 2025, respectivamente.

Mientras que en la región del Caribe se contempla un impulso de 9.7% para este año, frente al avance de 8.3% en el 2023.

Pero para el 2025 reduce la expansión a 6.9%, de acuerdo con el FMI.

Banco Mundial

De acuerdo con el informe del Banco Mundial “Competencia: ¿el ingrediente que falta para crecer?”, difundido recientemente, se proyecta que la economía peruana registrará un crecimiento de 2.7% en el 2024 y 2.4% el próximo año.

De este modo, el organismo multilateral elevó sus anteriores proyecciones emitidas en enero último, cuando previó que Perú crecería 2.5% en el presente año y 2.3% en el 2025.

De acuerdo con las cifras presentadas, al cierre de este año estos serían los niveles de crecimiento de las economías de la región: Paraguay (3.8%), Uruguay (3.2%), Chile (2%), Brasil (1.7%), Bolivia (1.4%), Colombia (1.3%), Ecuador (0.7%) y Argentina (-2.8%).

Cifra

3% aumentará el Producto bruto interno nacional este año, de acuerdo con las previsiones del Banco Central de Reserva del Perú (BCR).

Aunque la recuperación de la economía peruana se produce a un ritmo lento, muestra escenarios favorables y alentadores, en comparación con los años 2021 y 2022, que le permitirían recobrar estabilidad, es el pronóstico coincidente de algunos observadores económicos.
Esta situación positiva sería un reflejo de la proyección a nivel internacional, debido a que se prevé para este año un crecimiento del PBI mundial muy similar al del 2023 (3,1 %). Este resultado es sorpresivo porque se estimaba una desaceleración en un posible escenario de recesión en Estados Unidos, pronóstico que finalmente no se concretó.

En cuanto a la inflación global, si bien los indicadores de la cadena logística presentan todavía tasas negativas, como consecuencia de los conflictos políticos mundiales, se ha registrado un crecimiento de estos indicadores en diciembre de 2023 y los primeros meses del 2024. Actualmente, se encuentran en sus niveles históricos, por lo que no deberían causar ninguna alarma. Lo mismo sucede con el precio de los alimentos según la FAO, que, después de dispararse por la pandemia, se encuentra en la actualidad en un descenso gradual. El expositor precisó que si este decrecimiento de los precios no es más rápido se debe a la presencia del fenómeno de El Niño Global.

En el ámbito local, indicó que se proyecta una recuperación del sistema financiero, debido a que las protestas sociales no han alcanzado la magnitud del 2023, el fenómeno de El Niño se ha disipado y la confianza empresarial se recupera. Todos estos factores apuntarían a que la economía crecerá alrededor de 3 % este año.

Por el lado del PBI agrícola hay estimaciones de crecimiento de 3,5 % para este año y de 3 % para el 2025.
Todo hace predecir que la economía peruana se mantendrá saludable y en base a estos indicadores se podría hablar ya de un crecimiento sostenido a partir del 2025. Nuevos y buenos vientos parecen soplar en nuestra velas. Es cuestión de mantener el rumbo con firmeza y decisión. Hasta la próxima semana mis amigos de Primera.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here