ECONOMIA PERUANA: ENTRE LAS SOMBRAS Y EL OPTIMISMO

0
273

Decir que el año 2022 ha sido complicado para el Perú queda corto. Pues si miramos más atrás, nos daremos cuenta que los últimos cinco años han sido de marcado atraso económico, crisis sanitaria y caos político. El atraso económico se gatilló con la pandemia del covid-19 y todas las restricciones y consecuencias que aún persisten. Las constantes crisis políticas derivan de un país económica y socialmente polarizado, con sectores de extrema necesidad que son engañados y utilizados sistemáticamente por políticos irresponsables y corruptos. Con todo ello no nos queda más que recibir al año 2023 con preocupación y una marcada incertidumbre, envuelta en un claro optimismo, característica de nuestra saludable idiosincrasia.
Estamos finalizando el año 2022, atravesando un contexto local e internacional desfavorable. A la elevada inflación se suman expectativas empresariales deterioradas; crisis política e institucional; conflictividad social, entre otros problemas son los que asoman en el firmamento inmediato.
Con este paisaje, en el que prevalecen grandes desafíos para el crecimiento económico, es importante conocer que según cifras del Banco Central de Reserva del Perú (BCRP), entre enero y septiembre de 2022, el PBI real creció un 2.9% respecto al mismo periodo del año anterior. Mientras se espera un crecimiento del 3% al cierre de año, según el último Reporte de Inflación.
Asimismo, en septiembre de este año, el Banco Mundial proyectaba un crecimiento de la economía peruana, al cierre de 2022, del 2.7%, mientras que el Fondo Monetario Internacional (FMI) presentó similar proyección. En cuanto a las proyecciones para 2023, el BCRP proyecta un crecimiento del 3%, mientras que el FMI estima que la economía peruana crecería un 2.6% en dicho año.
Respecto de los precios, según el FMI, este año se ha caracterizado por presiones inflacionarias, debido a perturbaciones relacionadas con la pandemia, la adopción de políticas expansivas, el incremento de la demanda y el efecto que la guerra entre Rusia y Ucrania ha tenido sobre los precios de la energía y los alimentos.
Así, volviendo a datos del BCRP, la inflación a doce meses se situó en un 8.45% en noviembre, mientras que la inflación sin alimentos y energía a doce meses se situó en un 5.71% en el mismo mes.
Respecto de las proyecciones, el BCRP estima que la inflación anual cerraría en un 8.2% en 2022 y un 3% en 2023. Por su parte, según el World Economic Outlook del FMI, el Perú cerraría el año con una inflación del 7.5%, mientras que las proyecciones para el próximo año se sitúan en un 4.4%.

Es importante precisar que la entidad financiera proyecta una tendencia decreciente de la inflación interanual con un retorno al rango meta (1% – 3%) en el cuarto trimestre de 2023. Ello debido a la moderación del efecto de los precios internacionales de los alimentos y la energía, y a una reducción de las expectativas de inflación.
Luego de los estragos de la pandemia, que se resiste a abandonarnos con una seguidilla de olas, que nadie sabe cuándo van a parar, los problemas se han agudizado.
Es importante subrayar y reconocer el rol de la inversión privada. Todos los peruanos debemos de saber y entender que la economía y el bienestar de los 33 millones de compatriotas recae en la inversión privada. De acuerdo con cifras del BCRP, esta representa alrededor de un cuarto del PBI en cada año de la presente década, por lo que se trata del segundo componente más importante después del consumo privado.
Así, esta dinamiza la economía, aumenta los niveles de empleo e impulsa el consumo, por lo que es un importante motor de crecimiento.
Por todo ello el panorama es de cierta incertidumbre, pero las cifras vislumbran un brillo al final de este nuevo túnel que nos toca atravesar. No queda más que abrocharse los cinturones, ser cautos en los gastos e inversiones y estar atentos a las variaciones externas para reaccionar a tiempo y mantener nuestra economía con buen viento y rumbo certero. Seguimos remando siempre para adelante impulsando a nuestro querido Perú. Les deseo que este 2023 sea de pleno progreso para todos ustedes mis amigos de Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here