LOS AVIVATOS DE REACTIVA PERÚ

0
303

Uno de los anuncios del gobierno del presidente Martín Vizcarra que generó altas expectativa en medio del estado de emergencia y el aislamiento social decretado por el COVID-19, fue el programa de préstamos Reactiva Perú. Advertido como el salvavidas de las empresas gravemente afectadas por la cuarentena a nivel nacional y creado para que las empresas puedan acceder a créditos con el 1.5% de interés, avalados por el estado y cumplan sus obligaciones con sus proveedores y planillas.
La primera semana de abril Vizcarra anunció la aprobación del programa Reactiva Perú, que estaba dirigido en su mayoría para más de 314 mil micro y pequeñas empresas con menos de 10 trabajadores.
Sin embargo en el mes de junio se supo por tibias denuncias periodísticas, que un pequeño grupo de grandes empresas y corporaciones, así como compañías vinculadas a casos de corrupción, fueron las que se beneficiaron del grueso de los créditos con los montos más elevados. Muchas de las empresas beneficiadas no solo pertenecían a conglomerados empresariales, sino que también habían realizado despidos masivos de trabajadores durante el aislamiento social obligatorio.
Datos proporcionados por Convoca.pe indican que las empresas que accedieron a los préstamos hasta el 29 de mayo, es decir el 0,74% de compañías (de las más de 71 mil empresas a quienes los bancos privados aprobaron los créditos) concentraron más del 21% del monto total de dinero que fue prestado en el programa Reactiva Perú. Se trata de 532 grandes empresas que obtuvieron préstamos de bancos privados con garantías públicas de 10 millones de soles cada una.
Tales compañías pidieron prestado un total de 5 mil millones 320 mil soles, de los más de 24,747 millones 982 mil soles, que la banca privada dio en créditos bajo garantías públicas. Estas firmas fueron beneficiadas con los préstamos que ofrecieron los bancos privados y el Estado pagará el 80% del monto total prestado en caso esas empresas no logren devolver el dinero y los intereses pactados que promedian el 1,12%.
De las 532 compañías, la mayoría se encuentra en el sector comercio (178), seguido por empresas manufactureras (130) y por empresas del sector inmobiliario (51). También son parte del sector transportes, almacenamiento y comunicaciones (39), así como del sector agricultura (32) y ganadería (31).
En la lista también figuran grandes compañías como la Minera Aurífera Retamas, Chinalco, Volcan; las clínicas San Pablo, Jesús del Norte y San Gabriel, y las universidades Católica, San Martín de Porres, Ricardo Palma, San Ignacio de Loyola, Señor de Sipán, vinculada a la familia Acuña, la Universidad Tecnológica del Perú (UTP) y otras 10 universidades, y la cereza de pastel… el Grupo Intercorp, así como lo leen.
La congresista Zenaida Solís, es la única parlamentaria a la que he oído denunciar el aprovechamiento de Intercorp. En entrevista con Radio Nacional, indicó valientemente que dicha empresa recibió 180 millones de soles del programa Reactiva Perú. “El Perú es el país dónde los ricos se ponen primeros en la fila para recibir”, dijo indignada.
En referencia a la empresa Intercorp, señaló, que esta es dueña del Banco Interbank y sin embargo recibió de Reactiva I, “y qué pasó, Intercorp recibió para 18 de sus empresas, 10 millones para cada una”, Ese dinero lo consigue al 1.5% y se lo presta a sus clientes al 50.1% , según la comparativa ordenada de menor a mayor tasa de interés cobrada, para un préstamo personal en Lima por S/. 10 000 a 12 meses (según datos de la SBS).
“El millonario más rico del Perú no necesitaba, tiene tanta espalda financiera que no necesitaba sacar un crédito barato de Reactiva, otros sacaron y se lo guardaron, y otros más están vinculados a la corrupción, así no reactivamos el país”, denunció la legisladora Zenaida Solís en ese momento.
Indignante por decir lo menos el aprovechamiento de estos traidores a la patria, que utilizan los recursos de todos los peruanos para solucionar sus problemas. Son delitos morales los que cometen estos sinvergüenzas al sustraerle dinero al fisco, para no afectar su patrimonio ante la crisis ocasionada por la pandemia. O sea como dice el dicho, del pan de mi compadre (el Estado) un buen pedazo, y el mío bien guardado.
Artero, inmoral e irresponsable es el proceder de los dueños de estas empresas que les quitan la oportunidad a los verdaderos remeros de la economía popular, les anula la posibilidad de poder resistir en la brega en estos tiempos de tormenta. Son de la misma calaña de aquellos traidores de siempre, los mismos aprovechados que lucraron en las más sombrías crisis de la historia de nuestro país.
A Reactiva 1 le faltaron candados que se tienen que poner en Reactiva II, los responsables de este “descuido” tendrán que ser investigados y denunciados en su momento. Esto no podemos dejarlo pasar, el silencio de la prensa se debe a que muchos medios de comunicación han recibido dinero de Reactiva Perú, entre ellos Publimetro, el Bocón y Radio Capital, todos ellos después de recibir el billete se declararon en quiebra. Eso no se le hace al Perú. Eso es jugarle sucio a nuestra Nación hay que denunciarlo, no nos podemos quedar callados ante las argucias de estos avivatos. Hasta la próxima semana mis amigos de Primera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here