Médicos de EsSalud reconstruyen tórax de paciente diabético y le salvan la vida

0
43

Exitosa operación estuvo a cargo de galenos de hospital Almenara

Lo que comenzó como un desgarro terminó convirtiéndose en una tumoración gigante ubicada en el esternón que fue diagnosticado y tratado de manera correcta por los especialistas del Seguro Social. Foto: ANDINA/Essalud

Lo que comenzó como un desgarro terminó convirtiéndose en una tumoración gigante ubicada en el esternón que fue diagnosticado y tratado de manera correcta por los especialistas del Seguro Social.

Los médicos del hospital Guillermo Almenara, de EsSalud, le dieron el alta definitiva a Zenón Saldarriaga Chanava justo cuando cumplía un año más de vida. Había superado satisfactoriamente la reconstrucción del tórax que se le practicó a causa de un accidente, una cirugía muy compleja que lo tuvo al borde la muerte.
Zenón Saldarriaga sufrió un accidente en su motocicleta en el año 2018. Un fuerte golpe en el pecho fue el principio de una pesadilla. El desgarro producto del accidente terminó siendo diagnosticado con una tumoración gigante en el esternón.
En abril de este año la situación que vivía se complicó aún más, contrajo el covid-19 y fueron meses de mucho dolor y preocupación.

El doctor Jorge Cervera, del Servicio de Cirugía de Tórax del hospital Guillermo Almenara de EsSalud, comentó que el paciente tiene antecedentes de hipertensión arterial y diabetes mellitus tipo II. 
Se le evaluó en consultorio externo de cirugía de tórax, donde le enviaron exámenes para sacar una tomografía. Allí se constató la tumoración gigante del esternón, que comprometía las tres cuartas partes inferiores del mismo.
“En el mes de abril nuestro querido paciente sufrió neumonía por covid-19, su pulmón se recuperó más o menos en el mes de agosto, pero el tumor crecía, por eso era nuestra urgencia de operar; de lo contrario, el tórax iba a perder estabilidad o ulcerarse”, señaló.
La cirugía que se le iba a practicar traería como consecuencia, la inestabilidad de la caja torácica y el paciente tendría grandes dificultades para respirar.
Por ello se realizó una Junta Médica con el Servicio de Cirugía Plástica, en la cual los expertos decidieron realizar la cirugía de extirpación del tumor del esternón aplicando la colocación del Sistema de Osteosíntesis a Presión y Sin Tornillos (Stratos) a fin de que las grapas y puentes de titanio le den estabilidad a la caja torácica.

El especialista explicó que la intervención consistió en un sistema de fijación que prensó las costillas con una barra de titanio que reemplazaría el hueso para mantener estabilidad, lo cual permitiría al paciente respirar por sí solo. Otra parte de la cirugía, que consistió en estabilizar el tórax, se hizo con incisiones a los costados.

“La pared torácica se reconstruyó en su totalidad porque la tumoración nos obligó a hacer una esterectomia, es decir, sacar todo el esternón y parte de las costillas; se expuso el corazón y pulmones. Teníamos que hacer ese tipo de cirugía para sacar el tumor. Posteriormente se reconstruyó con implantes de titanio que ahora tiene en el tórax, que hace las veces de la función del hueso. Antes era hueso, ahora es titanio”, sostuvo el galeno.
Después de permanecer varios meses internado, don Zenón continúa recuperándose. El día de su alta médica se fue a casa para celebrar su cumpleaños porque siente que ha vuelto a nacer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here