VUELA 

0
56

Ya sea porque estos favores -en forma parecida a lo que Odebrecht hacía hace pocos años- provocan votaciones a favor o en contra de ciertas propuestas- son decisivos o no, a la mayoría del Parlamento se le ocurrió aprobar el permiso para que Dina Boluarte viaje a China, so pretexto de acercamientos comerciales. 

Ojalá esto no sea para esconder dádivas mucho más grandes, como cuando Alejandro Toledo se iba a Brasil a exigir sus coimas y decía “Barata, la plata, carajo”. Los chinos actualmente son los más grandes inversionistas en Perú. 

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here