OJOS AZULES-1

0
238

La residencia que tenían en Camacho (La Molina) el engrilletado ex presidente Alejandro Celestino Toledo Manrique y su esposa Eliane Chantal Karp Fernenbug, luce hoy más triste que nunca, luego de la incautación con desposesión a la que fue sometida en diciembre último por el Ministerio Público, dentro de las diligencias del caso Ecoteva. Fue en esa vivienda en la que el ‘cholo’ desayunó durante la elección del 2001, como preludio de su triunfo sobre un desconcertado Alan García. Pero fue también un lugar de grandes estropicios familiares, como la denominada ‘Noche perdida’ de octubre de 1998, cuando denunció un ´secuestro’ para encubrir una noche de juerga con mujeres, alcohol y etcéteras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here