Reabren playa de Ancón afectada por el derrame de petróleo para la extracción de moluscos

0
564

También Isla Grande y La Isleta tras constatar Sanipes que el agua del mar ya no registra restos de hidrocarburos

Los pescadores de Ancón podrán volver a dedicarse a la extracción de moluscos luego que el último estudio de Sanipes descartara la presencia de hidrocarburos en el mar. ANDINA/Eddy Ramos
Los pescadores de Ancón podrán volver a dedicarse a la extracción de moluscos luego que el último estudio de Sanipes descartara la presencia de hidrocarburos en el mar.

El Organismo Nacional de Sanidad Pesquera (Sanipes) dispuso la reapertura de las áreas de producción de las playas de Ancón, Isla Grande y La Isleta para la extracción y cosecha de moluscos tras descartarse la presencia de restos de petróleo en dicha zona a consecuencia del derrame ocurrido a mediados de enero de este año.
A través del comunicado 040-2022-SANIPES, dicho organnismo afirma que elagua de mar de esas zonas actualmente cumple con el límite máximo permitido en los Estándares de Calidad Ambiental (ECA) para agua.
Sostuvo que el resultado de recientes análisis de laboratorio efectuados entre el 16 y 23 de mayo registra que en esas zonas ya no hay mancha de hidrocarburos de petróleo en el agua de mar.

“Por lo expuesto Sanipes dispuso la finalización del cierre de las áreas de producción Ancón, Isla Grande y La Isleta para la extracción y cosecha de moluscos y gasterópodos marinos”, subrayó.
Estás áreas fueron declaradas restringidas para faenas de pesca por las autoridades luego que se produjera el derrame de petróleo de Repsol en el mar de Ventanilla a mediados de enero pasado.
El 15 de enero de este año se reportó el derrame de petróleo en el mar de Ventanilla. Inicialmente se adujo que el derrame ocurrió como consecuencia del oleaje anómalo causado por el terremoto ocurrido en Tonga; sin embargo, la emergencia se produjo durante las operaciones de descarga del Buque Tanque Mare Doricum, en las instalaciones del Terminal Multiboyas N° 2, de la refinería La Pampilla S.A.A. de Repsol.
En un principio Repsol informó que solo se había vertido al mar 0.16 barriles de petróleo; sin embargo, el 27 de enero el Ministerio del Ambiente indicó que el derrame de crudo ascendió a 11,900 barriles.



El OEFA informó que el área afectada por el derrame de petróleo era de 1 millón 800,490 metros cuadrados de suelo y 7 millones 139,571 metros cuadrados de mar. Por su parte, el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (Sernanp) informó que el desastre afectó la vida silvestre de la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, y la Zona Reservada Ancón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here