Fútbol: ¿Cuáles son las lesiones más comunes y temidas en jugadores?

0
27

Jugadores están propensos a sufrir dolencias durante los partidos que los lleva a parar por un buen tiempo

Los futbolistas están propensos sufrir lesiones constantes

    

Desgarros, esguinces y contracturas son palabras comunes en el fútbol, pero sabes en qué consisten, cuál es su nivel de gravedad y qué tiempo mantienen a los futbolistas fuera de competencia. En esta nota te explicamos cada una de estas lesiones y cómo afectan a los futbolistas.

Christian Cueva y Yoshimar Yotún, dos de los más importantes referentes de la selección peruana,  sufrieron la ruptura del ligamento cruzado que, según Ricardo Bullón, docente de Terapia Física de la Universidad Católica Sedes Sapientiae (UCSS), es una de las lesiones más graves en el fútbol.

“Los ligamentos son estructuras que brindan estabilidad a la articulación de la rodilla”, explicó Bullón. La ruptura del ligamento cruzado incluso puede acabar con una carrera deportiva. Además de Cueva y Yotún, Paolo Guerrero también sufrió este cuadro en el 2020, cuando defendía la Inter de Porto Alegre.

“Cuando se dice que un jugador sufrió un esguince significa que se ha producido la ruptura de las fibras de un ligamento. Hay esguinces de primero a tercer grado, dependiendo del número de fibras que se rompen. El más grave es el grado tres”, dice el especialista de la UCSS.

El esguince se presenta con frecuencia en la rodilla, tal cual sucede con los aliancistas Ángelo Campos y Jiovany Ramos; pero también ocurre en el tobillo, como es el caso de la actual lesión que sufre el atacante crema Cristopher Olivares. El tiempo de recuperación puede ir de tres semanas a tres meses, dependiendo de la gravedad de la lesión.

En el caso del desgarro, “se trata de la ruptura parcial o total de las fibras musculares, y afecta también a los vasos sanguíneos y el tejido que rodea el músculo”, menciona Bullón. Al igual que en el esguince, el tercer grado es el más grave.

El atacante blanquiazul Cecilio Waterman y el volante crema Martín Pérez Guedes son solo dos de los últimos futbolistas que aquejan un desgarro. 

“La recuperación puede tardar un promedio de tres semanas, aunque es importante evaluar siempre la condición del músculo y el nivel de cicatrización para someterlo a las diferentes cargas propias de cada deporte”, indica el especialista de la UCSS.

Más lesiones comunes

Entre otras lesiones comunes que afectan a los futbolistas, se encuentran: Contractura: Es una contracción involuntaria duradera o permanente de uno o varios grupos musculares, con una clara disminución de elasticidad. Su nivel de gravedad es relativo y el tiempo de recuperación es variable. Puede resolverse en un día o incluso demorar dos semanas o más.

Tirón: Se presenta en situaciones simples, como un esfuerzo intenso en la carrera. Produce un dolor vivo repentino que causa limitación de la función moderada. Puede mejorar en 5 a 10 días con reposo relativo y tratamiento de fisioterapia.

Tendinitis: Es la inflamación de un tendón. La recuperación puede tomar de tres a ocho semanas, aunque en casos crónicos puede ser mayor. El tratamiento se enfoca en favorecer la formación de colágeno en el tendón para que pueda soportar las fuerzas de tracción a las que es sometido durante la contracción muscular.

Lesión meniscal: Los meniscos son fibrocartílagos que están en la rodilla. Esta lesión se produce cuando hay movimientos de torsión de la rodilla. Pueden tratarse con terapias de rehabilitación, pero las más graves requieren de cirugía. El tiempo de recuperación varía entre uno y seis meses.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here