PENAL A FAVOR DE BRASIL (3-2)

0
19

El cobro de este penal es tan escandaloso como el primero que nos cobra el árbitro chileno. En esta ocasión, nuevamente Neymar hace gala de su capacidad histriónica para simular (una vez más a lo largo del partido y, claro está, de su carrera) una falta tan inexistente como la capacidad del árbitro chileno. Efectivamente, cómo se puede apreciar de los propios videos del VAR, en esta jugada Zambrano no le hace falta a Neymar, a pesar de lo cual somos sancionados con un penal inexistente, ante la “sugerencia” de los árbitros a cargo del VAR. 

Todos estos “errores” en los que ha incurrido el árbitro chileno Julio Alberto Bascuñan González tienen un común denominador: la poca sangre en la cara del referido árbitro, que ni siquiera intentaba disimular el favorecimiento al cuadro brasilero ante la “sugerencia” de sus colegas a cargo del VAR, sin tomarse la molestia de acercarse al monitor que se encuentra a ras de la cancha, en donde hubiera podido percatarse de lo que realmente había sucedido y no limitarse a cumplir las “sugerencias” de sus colegas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here