¡QAP: POLICÍA EN PELIGRO!

0
1319

Jefe de SaludPol habló de cuatro muertos pero alcalde de La Victoria ya contó 18

El enemigo invisible ataca la primera línea de defensa ciudadana en las calles:  la Policía. La institución ya enterró a sus primeros caídos mientras surge la controversia: ¿cuántos efectivos han muerto en realidad bajo la guadaña del ‘asesino de Wuhan’?

RODÓ SU CABEZA

General PNP Gastón Rodríguez lo reemplazaría

En medio del avance de la pandemia y las denuncias de corrupción dentro de la Policía, el presidente Martín Vizcarra dispuso el viernes el relevo del comandante general de la PNP, José Luis Lavalle, quien sería reemplazado por el teniente general Gastón Rodríguez Limo, de acuerdo a fuentes confiables a las que accedió LA PRIMERA SEMANAL.

Además del general Lavalle, fueron relevados los tenientes generales Jorge Flores Pérez, José Balla y Max Iglesias, cuyas resoluciones- firmadas por  Vizcarra y el ministro del Interior, Carlos Morán, fueron publicadas el fin de semana en la separata de normas legales del diario El Peruano.

Algunos escándalos recientes vinculados a la venta de mascarillas y fumigaciones aparentemente habrían pesado en la decisión del jefe de Estado de remopver de su escritorio al general Lavalle.

Al mediodía del miércoles, el alcalde de La Victoria, George Forsyth, tuvo que contener el llanto en la puerta de la Comandancia Policial de ese sector, cuando una periodista lo abordó al abandonar la ceremonia en la que se rindió homenaje a otro de los efectivos caídos bajo la guadaña asesina del Cov id-19.  

“Ya han muerto nueve en un sólo distrito… De18 policías, nueve han muerto en La Victoria, en un sólo distrito han muerto nueve y seguimos discutiendo… El Estado está fallando”, dijo Forsyth, sin reparar en que sus palabras contradecían las cautelosas cifras que dio en días anteriores el director de Financiamiento de Salud Policial (SaludPol), Jorge Flores, quien habló sólo de cuatro fallecidos.

Ese mismo jueves,  en la habitual conferencia de prensa del gobierno, el ministro del Interior, Carlos Morán, dio algunas cifras globales sobre el número de efectivos contagiados en la institución pero no tocó, ni de relancina, a los miembros caídos en acción:

“Son 130,000 efectivos. De este número, 80,000 están dedicados a labor operativa de controlar las calles junto a las fuerzas armadas. De estas personas se han contagiado alrededor de 1,300, que constituye el 1.6%”.

Morán también soltó, como quien no quiere la cosa, que sólo se ha examinado a 24 mil efectivos, es decir el 30 por ciento de los policías que están en la cancha, combatiendo diariamente al enemigo artero llamado Coronavirus.

Esto quiere decir que la cifra de infectados dentro de la Policía Nacional podría, fácilmente, duplicarse o triplicarse al momento que lleguen las 80 mil pruebas moleculares y las 120 mil pruebas rápidas anunciadas por Morán en el curso de esta semana.

Pero más allá de los números, en la cancha, las filas policiales pueden terminar siendo pasto del virus de Wuhan, como ya han dejado constancia los cuatro efectivos fallecidos  de los que dio cuenta, el 18 de abril, el director de Financiamiento de Salud Policial (SaludPol), Jorge Flores.

El primer efectivo falleció el 31 de marzo, solo, en una cama del Hospital de Policía, cuando el coronavirus que había recogido en algún lugar de Lima invadió sus pulmones causándoles un daño irreversible. El Suboficial de Tercera Edder Angel Meca Contreras, quien prestaba servicio en la comisaría de La Victoria, murió a la edad de 35 años.

En la primera quincena de abril fallecieron otros dos efectivos policiales que también habían prestado servicio en la comisaría de La Victoria. Uno de ellos fue identificado como el brigadier PNP David Rodríguez Reyes, quien ingresó a la clínica  Maison de Santé en la tarde del jueves 9 de abril con un cuadro de neumonía atípica que le impedía respirar.

La otra víctima- cuyo identidad no fue proporcionada- era un suboficial que ingresó al nosocomio con un cuadro grave de neumonía y recibía ventilación mecánica. Pese a los esfuerzos médicos, el hombre no mejoró y falleció a las 5  de la mañana del día 15,  según información proporcionada por el director de la clínica, Mario Suárez Lazo.

Aunque el nombre del cuarto fallecido tampoco fue proporcionado, se supo que se trata de un oficial con el grado de coronel que dejó de existir en la región de Lambayeque, una de las más afectadas por la pandemia.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here