Suiza prohíbe a no vacunados entrar en restaurantes y otros lugares de ocio

0
201

Las normas entrarán en vigor el lunes 20 de diciembre

Un camarero con mascarilla posa en el restaurante casi vacío "Le Lyrique cafe brasserie" en Ginebra, a última hora del 12 de mayo del 2020. Foto: AFP/Archivo
Un camarero con mascarilla posa en el restaurante casi vacío “Le Lyrique cafe brasserie” en Ginebra, a última hora del 12 de mayo del 2020.

El Gobierno de Suiza anunció hoy que solo las personas vacunadas o que hayan superado el covid-19 podrán acceder a restaurantes, establecimientos culturales e instalaciones deportivas y de ocio, una norma que se toma para hacer frente a las cifras récord de contagios que sufre el país.
En esos recintos cerrados será obligatoria la mascarilla, y en el caso de que esta no pueda usarse (por ejemplo, a la hora de comer en un restaurante) se deberá mostrar un test negativo si las personas vacunadas recibieron la última dosis hace más de cuatro meses.
El Ejecutivo helvético también ordenó limitar las reuniones privadas, de cara a las festividades navideñas, a solo diez personas, si uno de los asistentes no está vacunado ni tampoco ha pasado la enfermedad.
Las normas, que suponen un endurecimiento de las medidas anticovid, entrarán en vigor el próximo lunes 20 de diciembre, fecha en la que también será obligatorio el teletrabajo.

Situación preocupante

El Consejo Federal subrayó que la situación epidemiológica en el país es preocupante, con cifras de más de 10,000 nuevos contagios en algunas de las últimas jornadas, lo que ha producido un aumento de las hospitalizaciones, si bien las cifras de fallecidos por covid-19 son aún menores que las de anteriores oleadas.
Los pacientes tratados en hospitales “son principalmente personas no vacunadas de mediana y avanzada edad”, subrayó una nota oficial, que advirtió de que el 13 de diciembre se alcanzó el nivel crítico de 300 pacientes con covid-19 en cuidados intensivos, “lo que impide garantizar una asistencia óptima a todos los ingresados”.
Pese a que el país centroeuropeo acumuló vacunas suficientes para inmunizar a toda su población, en el país hay un amplio porcentaje de reticentes a vacunarse, y la tasa de personas con la pauta completa es de sólo el 66 %, inferior a la de naciones vecinas como Francia (71 %), Italia (73 %) o Alemania (69 %). 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here