CHOLO CON SUERTE

0
327

Juez norteamericano Thomas S. Hixson corre audiencia central del 4 de setiembre al 11 de marzo del 2021 

Ex presidente Alejandro Toledo no pisará suelo peruano antes de marzo del 2021, fecha a la que el juez norteamericano Thomas S. Hixson decidió correr audiencia central por acuerdo de la fiscal federal Elize Lapunzina y el abogado de la defensa Graham Archer.

Los apus parecen haber hablado en favor del encarcelado ex presidente Alejandro Toledo (74), pues después de haber fijado para las 10:00 de la mañana del viernes 4 de septiembre la audiencia central de su proceso de extradición al Perú, el juez norteamericano Thomas S. Hixson decidió postergar hasta el 11 de marzo del 2021 la audiencia central que resolverá su repatriación, dentro del juicio por haber recibido US$ 35 millones de Odebrecht para favorecerla en la licitación de la Carretera Interoceánica Sur. 

La noticia, que cae como un baldazo de agua helada, llegó luego de un acuerdo al que arribaron la fiscal federal de Estados Unidos, Elize Lapunzina y el abogado de oficio del ex mandatario peruano, Graham Archer, ante la Corte Federal del Norte de California, en Estados Unidos.

Esto se da luego de que el miércoles 24 de junio, el juez estadounidense Hixson autorizara a Alejandro Toledo a abandonar su residencia de dos plantas del 1370  de Trinity Dr. Menlo Park-California 94025, y trasladarse a otro punto no determinado de la ciudad, debido a que algunos peruanos residentes en la zona estaban fotografiando el área.

La mudanza se realizó- entre gallos y medianoche- el sábado 27 y el domingo 28 de junio, pero los vecinos de aquella apacible zona sólo vieron a los encargados del traslado, pues Alejandro Toledo y Eliane Karp partieron antes a su nueva residencia, dejando un reguero inconfundible de botellas vacías de whisky Jack Daniel’s, bourbon Jim Beam y cervezas Corona que tanto gustan a la pareja.

A la luz de los hechos- postergada ya oficialmente la audiencia hasta el 11 de marzo del 2021- una pregunta cobra relevancia. ¿Sabía de antemano el ex jefe de Estado chakano que su audiencia sería corrida? Todo induce a pensar que sí, pues de otro modo podría haber permanecido en su anterior residencia las pocas semanas que faltaban para resolver el caso.  

Pero todo esto tuvo un protocolo previo, pues unos días antes del traslado,  el martes 23 de junio, el abogado de oficio norteamericano Graham Archer solicitó al juez Thomas S. Hixson que variara las condiciones de libertad de Toledo Manrique en esas fechas, es decir que lo dejara sin las restricciones del grillete electrónico para que pueda mudarse con libertad.

Y, efectivamente, mientras duró el traslado a su nueva residencia el ex mandatario peruano fue liberado del cerco tendido por el GPS que tiene adherido a una de sus piernas, pero que se activó a distancia tan pronto como se instaló, incluso antes de que terminaran de llegar sus cosas.

Pero volvamos al proceso,  pues ahora, entre enero y marzo del 2021, recién la Corte Federal del Norte de California deberá evaluar si los hechos atribuidos por la justicia peruana a Celestino Toledo constituyen causa probable de la comisión de los delitos imputados, es decir tráfico de influencias y lavado de activos dentro de la trama ilegal del caso Odebrecht.  

De acuerdo al nuevo cronograma establecido por el juez Thomas S. Hixson, la defensa del ex mandatario peruano deberá presentar sus argumentos contra la extradición hasta el 7 de enero del año entrante, en tanto que el Perú, a través de la fiscal Lapunzina tendrá hasta el 4 de febrero para refutar dichos argumentos legales. 

La resolución del magistrado norteamericano- a la que LA PRIMERA SEMANAL tuvo acceso- señala: “La audiencia de extradición se llevará a cabo a las 10:30 a.m. del jueves 11 de marzo, si es que el Tribunal está disponible”. Esto deja abierta la posibilidad de que dicha diligencia final pudiese ser movida unos días o semanas, según la carga procesal del juez Hixson.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here