EsSalud salva vida de bebé que nació a los cinco meses y con solo 630 gramos de peso

0
448

Tras cuatro meses en el Hospital III de Chimbote, Luz de Esperanza fue dada de alta con un peso de 4.15 kg

Tras ser dada de alta, la madre Mileydi Lozano Domínguez mencionó que le puso Luz de Esperanza  a su pequeña por ser una esperanza de vida y de luz. Igualmente, agradeció a todo el personal de EsSalud por salvar la vida de su hija.
Tras ser dada de alta, la madre Mileydi Lozano Domínguez mencionó que le puso Luz de Esperanza a su pequeña por ser una esperanza de vida y de luz. Igualmente, agradeció a todo el personal de EsSalud por salvar la vida de su hija.

Mileydi Lozano Domínguez, de 37 años, es una madre agradecida con la vida y con los profesionales de la salud del Hospital III de EsSalud Chimbote de la Red Asistencial Áncash, ya que después de cuatro meses su bebita, que había nacido prematura, fue dada de alta gozando de buena salud.
A los cinco meses de gestación, Mileydi acudió a dicho nosocomio para un chequeo médico de rutina y poder conocer el sexo que tendría su bebé. Sorpresivamente, se le detectó una hemorragia y empezó a sentir molestias en su vientre. 
Al presentar complicaciones en la placenta que ponía en peligro la vida del bebé, los profesionales de la salud determinaron que Lozano Domínguez debía dar a luz, y es así como llegó al mundo la pequeña Luz de Esperanza con tan solo 25 semanas (cinco meses) y pesando 630 gramos, por lo que quedó internada durante cuatro meses.
El jefe del Servicio de Pediatría del Hospital III, Marco Vásquez Tantas, detalló que la menor permaneció en una incubadora con equipos que le permitieron respirar mejor, ya que sus pulmones no estaban bien desarrollados.
“La neonato nació muy pequeñita, fue prematura, su peso normal debió ser de 3.2 a 3.8 Kg., pero nació entre las 37 y 41 semanas. Por eso, apenas llegó a este mundo recibió los cuidados necesarios, superó infecciones propias de los bebés prematuros y ganó la batalla, ya que ahora fue dada de alta con un peso adecuado y buena salud”, manifestó. 
Asimismo, explicó que la bebe recibió una buena alimentación por parte de la enfermera Erika Crocce Manrique, quien estuvo encargada de fomentar la relactancia materna, la cual ayudó mucho a que la menor obtenga el peso y la medida adecuada. 


Del mismo modo, destacó el trabajo del personal de salud para lograr la recuperación de la pequeña Luz y reconoció la entereza de su madre que oraba día y noche por ella.
“Cuántas veces hemos pensado que no podíamos más porque la pequeña necesitaba otro tipo de ayuda, ayuda más avanzada, pero sacamos fortaleza y se logró. Para nosotros es una alegría que la niña se vaya de alta con una recuperación nutricional adecuada”, refirió Vásquez Tantas.

Luz de Esperanza

Tras ser dada de alta, la madre Mileydi Lozano Domínguez mencionó que le puso ese nombre a su pequeña por ser una esperanza de vida y de luz. Igualmente, agradeció a todo el personal de EsSalud por salvar la vida de su hija. 
“Yo no tengo más que agradecer a Dios y a los profesionales del Seguro Social de Salud porque han salvado a mi bebé y por eso ella está aquí con nosotros. Los médicos pediatras estuvieron todo el tiempo con ella, cuidándola, pendientes de su evolución y las enfermeras fueron sus primeras madres”, cuenta emocionada.



Luz de Esperanza salió de alta del Hospital III de EsSalud Chimbote cuatro meses después de haber nacido pesando 4.15 kg. Es una prueba de fe, de optimismo y de la capacidad de los profesionales del Seguro Social de Salud que lograron salvarla cuando las probabilidades eran mínimas. 
Mileyd sabe que esta prueba no es muy común de superar y por eso su testimonio es la luz de esperanza de todas las madres que hoy rezan por la salud de sus hijos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here