Personas acumuladoras: ¿cuándo es un trastorno y cómo superarlo?

0
208

Especialista advierte que la mayoría de los pacientes no reconocen el trastorno, por lo que rara vez buscan ayuda

El trastorno de acumulación genera en quien lo padece una gran dificultad para deshacerse de objetos que para otras personas no tienen valor.
El trastorno de acumulación genera en quien lo padece una gran dificultad para deshacerse de objetos que para otras personas no tienen valor.

   

Todos en algún momento hemos guardado objetos pensando que en un futuro nos servirá, como libros que nunca leeremos o ropa que ya no nos queda, pero ¿qué sucede si seguimos acumulando cosas que no necesitamos hasta el punto de llenar armarios, cuartos o incluso toda la casa?

Este extraño comportamiento se denomina síndrome del acumulador compulsivo, un trastorno mental que genera en quien lo padece una gran dificultad para deshacerse de objetos que para otras personas no tienen valor o son poco importantes.

Según la psicóloga Diana Maguiña, del centro especialista en salud mental Higia, los acumuladores, generalmente, tienden a obsesionarse con algo específico, como libros, periódicos, ropa, bolsas, objetos de colección, incluso animales, entre otros. 

Por esta razón, sus domicilios suelen estar muy desordenados y con poca higiene.  “La acumulación es tanta que no se puede abrir una puerta, caminar o limpiar adecuadamente. Llega a un volumen en que ya no hay espacio para vivir”, comentó en el programa Saludable Mente.

No obstante, precisó que el problema con los acumuladores no radica en la falta de organización, sino en la incapacidad que tienen para desprenderse de aquellos objetos sin uso, hasta el punto de sentir dolor y angustia.

“Detrás de este comportamiento hay un problema cognitivo, a nivel de razonamiento, para estas personas es un objeto demasiado valioso que nadie lo comprende. Los demás lo consideran basura, por eso cuando le piden botarlo dudan demasiado y terminan guardándolo”, añadió.

Asimismo, existen diversas causas que pueden provocar este trastorno, desde un evento en la vida que nunca se superó, la falta de afecto que es reemplazado por el objeto, incluso puede relacionarse a algo genético o al funcionamiento del cerebro, señaló la experta.

Los peligros de ser un acumulador compulsivo

La principal característica del síndrome del acumulador compulsivo se manifiesta cuando la acumulación de la persona ocupa tanto espacio en su hogar que imposibilita la vivencia. Esto puede provocar incendios, caídas, plagas, infecciones, aumenta la posibilidad de desarrollar enfermedades como el asma, además de sufrir aislamiento social, ya que no pueden recibir visitas.

Casi siempre la familia intenta convencer al acumulador para que limpie o tire algunas cosas, pero este se niega. Ante la insistencia suelen defenderse con violencia, lo que desencadena altercados y separaciones.

“Lo más probable es que esa persona no pida ayuda y continúe acumulando cosas hasta el punto de perder a su familia, amigos, trabajo y dinero”, resaltó la psicóloga. 

Aunque el trastorno de acumulación puede presentarse en cualquier persona, independientemente de su edad, advirtió que aumentan los riesgos en aquellos que son padres, ya que no pueden garantizar la salud de sus hijos en un ambiente poco higiénico y peligroso.

¿Cómo superarlo?

Según la especialista, el primer paso, que resulta muy difícil para la mayoría de pacientes, es tener voluntad de cambio y reconocer que hay un problema de acumulación. 

“Si sientes demasiado dolor al momento de tirar un objeto o sientes una gran necesidad de comprar cosas que realmente no necesitas, entonces tienes que cuestionarte sobre qué está supliendo o llenando este objeto que sin él me siento vacío”, anotó.

Una vez que el acumulador acepta que padece de una enfermedad mental y que necesita ayuda especializada, empieza un tratamiento intensivo que le ayudará a comprender cómo puede modificar sus creencias y sus conductas para poder vivir una vida más segura y placentera.

“Las terapias suelen ser en el lugar donde vive la persona para poder trabajar con los objetos y ayudar a que se desprenda poco a poco de ellos”, agregó. 

Para Maguiña, tirar o desechar las cosas del paciente es complicado, ya que tienen una gran carga emocional, por lo que propone una alternativa más amigable como encontrar un afecto por el cual pueda intercambiar ese objeto. 

“Por ejemplo, donar sus cosas con la satisfacción de que alguien le pueda dar un mejor uso. Mediante este recurso el acumulador puede transitar sus objetos sin preocuparse de que ese objeto valioso para él termine en la basura”, acotó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here