ZOOTOPIA

0
1477

Boluarte ataca a Fujimori, Toledo y Castillo desde el Parque de las Leyendas

‘Hildebrandt en sus trece’ le recuerda los 49 civiles muertos en las protestas ciudadanas. 

En la mañana del viernes 12 de mayo, en el curso de un homenaje a las madres del Vaso de Leche y comedores populares, la presidenta Dina Ercilia Boluarte Zegarra (60) le saltó al cuello a los tres ex mandatarios enjaulados en el penal de Barbadillo, José Pedro Castillo Terrones (53), Alberto Kenya Fujimori Inamoto (84) y al recién llegado Alejandro Celestino Toledo Manrique (77).

La mandataria había elegido- no se sabe por qué- el Parque de las Leyendas como escenario para propalar su mensaje: ‘Estamos cansados que cada presidente tenga su celda en la Diroes, de que cada ministro tenga que estar con prisión preventiva. Estamos hartas de esa corrupción’.

Casi a la misma hora, el semanario ‘Hildebrandt en sus trece’ le quemó la película, al poner en su portada la investigación en su contra que lleva adelante- es una forma de decir- el Ministerio Público por el casi medio centenar de muertes en las protestas de enero y febrero en el interior del país, bajo el título: ‘Encubriendo a los que salieron a matar’.

‘Han transcurrido cuatro meses desde el inicio de la investigación preliminar a la presidenta Dina Boluarte, al premier Alberto Otárola y a un grupo de ministros por genocidio, homicidio calificado y lesiones graves, y la Fiscalía de la Nación no ha interrogado hasta ahora a ninguno de los militares y policías que hicieron un uso desproporcionado y letal de la fuerza durante las protestas’, señalaba un artículo.

Luego agregaba: ‘En un documento al cual este semanario tuvo acceso se revela que el fiscal adjunto supremo Marco Huamán Muñoz, quien está a cargo del caso, no programó la toma de declaración de los uniformados alegando que no tiene los nombres completos ni los cargos de los miembros de las fuerzas del orden que planificaron y ejecutaron los operativos que dejaron 49 civiles muertos por disparos de armas de fuego’.

‘La Fiscal de la Nación, Liz Patricia Benavides se comprometió a trabajar en las recomendaciones dadas por la CIDH y anunció que se estaban realizando investigaciones de forma célere, ordenada y, sobre todo, en cumplimiento del enfoque de las víctimas e interculturalidad.  Pero eso no ha ocurrido hasta ahora, según una revisión de los documentos contenidos en la carpeta que la Fiscalía de la Nación abrió para investigar a la presidenta Dina Boluarte por asesinato’. 

Aquella mañana, el circo se le vino abajo a la mandataria, pero igual continuó con su discurso zootópico. ‘Hay sinvergüenzas que mejor estén presos ahí. Ahí se merecen estar aquellos que le roban la plata al pueblo (…) El ADN de las mujeres está hecho de dignidad, de fortaleza, pero sobre todo de no ser corruptas’, manifestó.

Boluarte sabe que no debe escupir al cielo, sobre todo porque hace unos días tenía en trámite en el Congreso de la República nueve denuncias constitucionales, incluyendo la que enfrentó en su calidad de vicepresidenta y ministra de Desarrollo e Inclusión Social por gestionar intereses a favor del Club Departamental Apurímac, que acaba de ser archivada.

La mandataria tiene cinco denuncias constitucionales: cuatro regresaron a la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales para que los investigados sean notificados y brinden sus descargos, y otra permanece en la Comisión Permanente a la espera de que se determine un plazo para la pesquisa.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here