¿A LA CÁRCEL?

0
190

Keiko pretende boicotear proclamación de Pedro Castillo y evitar su retorno a Santa Mónica

Fujimorismo busca traerse abajo triunfo cantado de maestro cajamarquino en las urnas.

El jueves 10 de junio, el juez Víctor Zúñiga Urday recibió el pedido del fiscal José Domingo Pérez para que revocase la comparecencia restringida de Keiko Fujimori y la confinara nuevamente en el penal de Santa Mónica, dentro del proceso por aportes ilegales que podría condenarla a 30 años y 10 meses de prisión.

A partir de ese momento empezaron a rodar los engranajes de una maquinaria que parecía orientada a traer abajo las elecciones. El jueves 17 de junio, el Jurado Nacional de Elecciones (JNE) informó que al cierre del plazo oficial Fuerza Popular había presentado 942 impugnaciones y que la mayoría de ellas eran extemporáneas.

Pero no era la única que soplaba en ese sentido. Unos días antes, el martes 15 de junio, el congresista electo de Renovación Popular, Jorge Montoya, un almirante en situación de retiro, pidió en público que se realizaran nuevas elecciones con auditores internacionales, lo que le valió acusaciones frontales de sedición.

La desesperación pareció cundir en la tienda naranja cuando la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) declaró formalmente que al 100% de actas escrutadas Pedro Castillo obtenía el 50.125% del sufragio y Keiko Fujimori apenas el 49.875%.

Esto implicaba que Castillo Terrones acumulaba un total de 8 ‘835,579 votos y Fujimori Higuchi 8’ 791,521, lo que abría una brecha electoral de 44,058 sufragios en favor del primero.

La ONPE señaló en conferencia de prensa que aun cuando había concluido escrupulosamente con el escrutinio, para proclamar al ganador se debía esperar que los Jurados Electorales Especiales (JEE) resolvieran la gran cantidad de pedidos de nulidad planteados.

Se supo entonces, extraoficialmente, que la formalización de los resultados electorales se estaría dando a conocer recién a fines de junio o los primeros días de julio, dejando un margen muy estrecho para la proclamación del presidente del Bicentenario.

Esto orilló a los congresistas electos de Perú Libre, encabezados por Jaime Quito, a convocar una rueda de prensa en la que se exigió proclamar como ganador de la segunda vuelta electoral a Pedro Castillo, a la luz de los resultados entregados por la ONPE. 

‘Las elecciones han culminado. Exigimos que el JNE proclame al profesor, al rondero campesino Pedro Castillo como presidente del país’, manifestó el legislador electo para el periodo 2021-2026.

Ese mismo día asomó al tabladillo político- por enésima vez- Keiko Fujimori, pero en esa ocasión no sólo para tirar piedras a la tienda de Pedro Castillo sino para anunciar que la impresentable de Lourdes Flores Nano dejaba sus cuarteles de invierno y se incorporaba a su equipo técnico, en el proceso de revisión de actas.

Como maquinaria mal aceitada, militantes de Fuerza Popular habían acudido previamente a domicilios de magistrados del JNE para seguir protestando por el hecho de que se haya rechazado ampliar el plazo de presentación de expedientes de nulidad.

Antes, el miércoles 16 de junio, el órgano electoral había rechazado un paquete de 10 nuevas apelaciones: siete de Lima, una de Huaura, otra de Loreto y una más de La Libertad.

Estos hechos hicieron reverberar en la mente de Pedro Castillo un mensaje que le enviaron varios ‘maestros’ de Las Huaringas en las horas previas a las elecciones: que sería el presidente número 62 de nuestro país, si lograba conjurar las amenazas de sus enemigos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here