Brasil supera el promedio semanal de 1,500 muertes diarias por covid-19

0
194
Ese número llegó al récord de 1,910 muertes el miércoles 3 de marzo y bajó hasta 1,086 el pasado domingo. Foto: AFP

Brasil, uno de los países más castigados por la covid-19 en el mundo, registró en las últimas 24 horas 987 nuevas muertes por la enfermedad, con lo que el total de víctimas llegó a 266,398 y el promedio de fallecimientos en siete días superó 1,500 diarios por primera vez desde el inicio de la pandemia.
De acuerdo con los datos divulgados este lunes por el Ministerio de Salud, el promedio de muertes por la covid-19 en Brasil en los últimos siete días subió hasta 1,525 diarios, con un crecimiento del 24.5 % con respecto a la media de hace una semana (1,225 diarios el 1 de marzo) y un salto del 50.99 % en comparación con la de hace un mes (1,010 diarios el 8 de febrero).
El promedio de muertes en los últimos catorce días, que el Ministerio considera un índice más representativo, también llegó este lunes a su mayor nivel desde el inicio de la pandemia, con 1,380 muertes diarias y un salto del 31.42 % frente a la media de hace un mes (1,050 diarios el 8 de febrero).
Pese al fuerte aumento de los promedios, este lunes fue la primera vez que Brasil registró menos de 1,000 muertes en un día en la última semana, desde las 778 contabilizadas el lunes de la semana pasada.
Ese número llegó al récord de 1,910 muertes el miércoles 3 de marzo y bajó hasta 1,086 el pasado domingo.

Los peores números 

Brasil registró en la última semana el período más mortífero desde el inicio de la crisis sanitaria. El número de fallecidos fue de 1,641 el martes, 1,910 el miércoles, 1,699 el jueves, 1,800 el viernes, 1,555 el sábado, 1,086 el domingo y 987 este lunes.
Pero el propio Ministerio de Salud admite que las cifras suelen ser menores los domingos y los lunes, ya que hay menos funcionarios procesando los datos en los fines de semana, y que suelen saltar los martes, cuando las estadísticas son actualizadas.
De acuerdo con el boletín divulgado este lunes, Brasil registró en las últimas 24 horas 32,321 nuevos contagios, con lo que el total de casos acumulados desde el inicio de la pandemia llegó a 11´051,665.
El promedio de contagios en los últimos siete días se ubicó este martes en 66,381 por día, igualmente récord desde que Brasil registró el primer caso, el 26 de febrero del año pasado.
Los elevados promedios en los últimos días confirman a Brasil como uno de los epicentros de la pandemia y como el segundo país en número de muertes, tan solo superado por Estados Unidos, y el tercero en número de contagios, por detrás de EE. UU. e India.

Brasil enfrenta nueva ola más letal

Igualmente confirman que el gigante latinoamericano, con sus 210 millones de habitantes, sufre actualmente una nueva ola de la pandemia, más virulenta y letal, en parte provocada por la circulación de nuevas cepas del virus, entre ellas la variante brasileña que tuvo origen en la Amazonía.
Según el boletín del Ministerio, desde el inicio de la pandemia 9´782,320 pacientes se han recuperado de la enfermedad, lo que representa el 88.5 % del total de infectados, y otros 1´002,947 continúan bajo atención médica, que equivalen al 9 % de los contagiados.
El boletín indica igualmente que la tasa de letalidad por la covid-19 en Brasil se ubicó en el 2.4 % de la población, la de mortalidad en 126.8 fallecimientos por cada 100,000 habitantes y la de incidencia en 5.259 contagiados por cada 100,000 habitantes.
En medio del recrudecimiento de la pandemia, el ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, garantizó este lunes que el Gobierno avanzará en un plan de “vacunación en masa” contra la covid-19 y que mantendrá “en movimiento” la actividad económica.

“Vacunación en masa”

Guedes dijo a periodistas que la “vacunación en masa” será una realidad en los dos próximos trimestres, a través de acuerdos de suministro con diversos laboratorios, y que el Gobierno reactivará un programa de subsidios a los pobres y desempleados en cuanto sea autorizado por el Congreso, lo cual se prevé para esta misma semana.
Agregó que el presidente Jair Bolsonaro, cuya cuestionada gestión de la pandemia y su constante desdén en relación a la real gravedad de la covid-19 han generado olas de críticas, está decidido a acelerar la compra de vacunas, que escasean en el mundo.
En ese sentido, dijo que Bolsonaro mantuvo este lunes una reunión virtual con directivos del laboratorio Pfizer, con quienes acordó la entrega de 14 millones de dosis de su vacuna antes de junio próximo.
De acuerdo con el Gobierno, Brasil puede contar para el segundo trimestre de este año con cerca de 50 millones de dosis de vacunas diferentes, número que aumentaría sustancialmente en el tercer trimestre con la producción local de los antídotos de la Sinovac china y de AstraZeneca-Oxford.
“La vacunación en masa es la primera prioridad del Gobierno y eso es lo que haremos”, dijo Guedes. Hasta ahora, según el Ministerio de Salud, poco más de 8 millones de brasileños han recibido la primera dosis de alguna vacuna, y solo 2,8 millones han tomado ya las dos que son necesarias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here